23 de enero de 2020
27 de noviembre de 2014

El exjefe de Urgencias del Hospital de Salt niega haber abusado de cinco pacientes

GIRONA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exjefe de Urgencias del Hospital Santa Caterina de Salt ha negado este jueves, en el último día del juicio, haber realizado tocamientos y comentarios obscenos a las cinco pacientes que le denunciaron por abusos sexuales.

A pesar de haber negado todos los hechos que declararon las pacientes, el Ministerio Fiscal mantiene en las conclusiones finales que Josep C.M. es presuntamente autor de cinco delitos de abusos sexuales --dos con introducción de miembros corporales vía vaginal-- y pide que se le condene a 18 años de cárcel, que se le inhabilite los mismos años y se indemnice a las víctimas con más de 26.000 euros.

Las acusaciones particulares --representan a cuatro de las cinco víctimas-- mantienen sus peticiones de pena de entre 2 y 7 años de prisión y la obligación de indemnizarlas; por el contrario, la defensa pide la absolución.

Durante la sesión de este jueves en la Audiencia de Girona, el acusado ha declarado que sólo recuerda haber visitado a una de las cinco pacientes, y para negar haber abusado de ellas se ha referido a los informes médicos y a su "profesionalidad durante los 31 años de ejercicio".

Sobre las exploraciones, el médico ha reconocido que nunca ha tocado los pechos o la vagina a una paciente "sin antes informarla".

"Pude tocar alguna parte íntima de estas mujeres, pero nunca abusé de ellas beneficiado de mi condición de médico para tocarles la vagina o los pechos sin que fuera necesario', ha subrayado.

También ha añadido que si las pacientes que lo han denunciado por estos hechos --que sucedieron de 2008 a 2009-- se sintieron "incómodas" durante la exploración podrían haber pedido un cambio de médico y lo habría aceptado.

El acusado también ha negado haber dicho o enviado --vía SMS-- comentarios obscenos a las pacientes porque "aunque pueda pensarlo, no entra dentro de mi práctica explorar a una paciente y decirle que echaría un polvo con ella".

FABULACIONES

Además, ha terminado su declaración asegurando que las cinco denuncias son "fabulaciones" que buscan terminar con su carrera profesional y despedirlo del Hospital Santa Caterina de Salt.

A su juicio, los hechos denunciados son "poco consistentes" para demostrar que abusó de estas mujeres, igual que los informes que han presentado durante el juicio los médicos forenses y los Mossos d'Esquadra.