17 de junio de 2019
  • Domingo, 16 de Junio
  • Sábado, 15 de Junio
  • 7 de noviembre de 2010

    Familia, fe y cultura centrarán el mensaje de la homilía

    BARCELONA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La vida del genial arquitecto catalán Antoni Gaudí servirá al Papa para lanzar en Barcelona un mensaje en defensa de la interrelación de la cultura y la fe, así como de la familia como núcleo fundamental de la sociedad, en el marco del acto de dedicación de la Sagrada Familia, que designará basílica.

    En su último viaje de Estado, en Londres a mediados de septiembre, Benedicto XVI pidió perdón por los casos de abuso sexual infantil cometidos por sacerdotes en diversas partes del mundo. Durante una misa en la catedral de Westminster, máximo recinto católico de Inglaterra y Gales, el Papa expresó su "tristeza profunda por los 'crímenes' de abuso infantil".

    En la capital catalana y en el interior del monumento de la Sagrada Familia, considerada la gran catedral del siglo XXI, el Pontífice aprovechará el marco destacado para insistir en la importancia de la familia y, por ende, de la defensa de la vida desde el inicio hasta el fin.

    En el transfondo del mensaje, destacará que "la fe no es contraria ni al arte ni a la cultura", como avanzó recientemente el nuncio del Vaticano en España, Renzo Fratini.

    Las primeras palabras oficiales del máximo responsable del Vaticano en Barcelona serán pronunciadas en catalán, y transcurrirán en la misa de dedicación de la Sagrada Familia.

    El rito inicial de la liturgia, las lecturas de la misa, parte de la homilía y el rito específico de dedicación de la iglesia serán en lengua vernácula. En todo caso, será combinada con el castellano y el latín.

    La primera lectura de la ceremonia corresponde al capítulo 8 de Nehemías y la segunda al tercer capítulo de la primera carta de San Pablo a los Corintios.

    EVANGELIO SOBRE ZAQUEO

    El Evangelio, los primeros diez versículos del capítulo 19 de San Lucas, versa sobre la llegada de Jesús a Jericó y su encuentro con un hombre cobrador de impuestos muy rico, llamado Zaqueo, que se convirtió y dio la mitad de sus bienes a los pobres.

    El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martinez Sistach, será el encargado de leer la Bula de promulgación de la Iglesia de la Sagrada Familia como Basílica.