19 de mayo de 2019
  • Sábado, 18 de Mayo
  • 12 de enero de 2008

    Las farmacias de Barcelona denunciarán a los laboratorios ante Competencia por falta de suministro

    BARCELONA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (Cofb) amenaza con llevar ante el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) la política de la industria farmacéutica de seleccionar a qué reboticas lleva sus productos porque, en su opinión, esta práctica atenta contra el modelo de ordenación español y limita el acceso a los medicamentos por parte de los enfermos.

    El vicepresidente del Cofb, Jordi de Dalmases, explicó a Europa Press que el hecho de que la industria farmacéutica escoja a qué farmacias da servicio directo provoca que "no esté garantizado el medicamento en todas las áreas geográficas" .

    Dalmases señaló que hay casos de farmacias en pueblos de montaña en los que la única opción del ciudadano es ir en coche a otro municipio donde suministren la medicación.

    HIPERTENSIVOS Y ASMÁTICOS, ENTRE LOS PERJUDICADOS.

    Dalmases indicó que esto ocurre en "productos de investigación, con patente vigente y precio elevado". Hay una gran variedad de casos, entre ellos medicamentos para hipertensivos y asmáticos.

    El origen de esta práctica, apuntó Dalmases, es el modelo europeo de comercio intercomunitario, que se basa en la libre circulación de mercancías. Esto comporta que el producto puede circular de un país a otro, pero el factor más "sensible", el precio, está intervenido por los Estados.

    De esta manera, el mismo medicamento puede tener un precio en España, Portugal o Grecia, y costar el doble en Alemania, Reino Unido o Suecia. Los farmacéuticos rechazan la política de doble precio y la selección de mayoristas para asegurar que sus productos no van dirigidos al mercado internacional.

    RECLAMAN ESCOGER QUIÉN LES SUMINISTRA.

    Todo ello se traduce en que no haya un "servicio rápido y eficaz de farmacia" en algunas zonas, por lo que el sector reclama poder elegir quién le suministra, señaló.

    Dalmases subrayó que los "intereses económicos" de la industria farmacéutica no deben "limitar" la accesibilidad de los ciudadanos a la hora de comprar sus medicinas.