30 de octubre de 2020
8 de enero de 2020

La fiscal critica que "no había vigilancia" en el Metro cuando tres jóvenes agredieron a un pasajero

La fiscal critica que "no había vigilancia" en el Metro cuando tres jóvenes agredieron a un pasajero
Juicio en la Audiencia de Barcelona a tres jóvenes por dejar en silla de ruedas a un pasajero del Metro de Barcelona en 2016. - EUROPA PRESS

El Ministerio Público mantiene la petición de 12 años de cárcel para los sospechosos de dejar en silla de ruedas a un hombre

BARCELONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha criticado este miércoles que "no había vigilancia alguna" en la estación de Metro de Barcelona donde el 26 de junio de 2016 tres jóvenes presuntamente agredieron y dejaron en silla de ruedas a un pasajero.

En la segunda y última sesión del juicio en la Audiencia de Barcelona, la fiscal ha considerado que el vídeo de las cámaras de seguridad del Metro demuestra que no había vigilantes, y ha reprochado a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) --que está en el juicio como responsable civil subsidiario-- que debe velar por la seguridad y para que los usuarios tengan un comportamiento ejemplar.

El abogado de TMB ha replicado posteriormente en su turno de conclusiones que una cosa es que no haya vigilantes, pero que sí había vigilancia de cámaras de seguridad, y ha resaltado que en cuanto el grupo de jóvenes llegó a su destino, el personal de seguridad les paró por ir sin billete.

Ha concluido que no puede exigirse una presencia "permanente" de vigilantes en el Metro, y ha destacado que los trenes tienen medios para avisar al conductor de una situación peligrosa.

HECHOS DEL VÍDEO

Según el Ministerio Fiscal, la víctima, Antonio G., entró "tranquilamente" en el vagón y se sentó al lado de los acusados, que en ese momento se lanzaron un mechero, un gesto que molestó a Antonio y que les recriminó.

En ese momento, defiende la Fiscalía, empezaron a discutirse y la víctima del presunto delito de lesiones "intenta marcharse y Rubén A. le coge del brazo", momento en el que empieza la pelea, pero no se ve en el vídeo que la víctima coja a nadie del cuello, como sostuvo este acusado.

Otro de los acusados, Iván G., le da una patada por la espalda que le hace caer al suelo, y empiezan a propinarle una agresión "brutal, reiterada y de abuso de superioridad".

Según la Fiscalía, que ha mantenido la petición de 12 años de cárcel por un presunto delito de lesiones, los acusados no iban bebidos ni drogados porque demuestran "una agilidad tremenda para saltar" al colarse en el Metro.

La abogada de la acusación particular, que representa a la víctima, ha considerado relevantes las conversaciones de Whatsapp del día posterior a la pelea, donde acusados se jactan de la agresión, sobre la que ha dicho que fue intencionada y "totalmente gratuita".

"MAYOR RIESGO DE FRACTURA"

Los médicos forenses han explicado que la víctima llegó al hospital con múltiples traumatismos faciales y cervicales --hematomas principalmente-- y que a raíz de la agresión sufre una tetraparesia leve por la que necesita silla de ruedas con motor fuera de su domicilio, y caminador para moverse por su casa, además de haber perdido un 60% de visión.

Uno de los médicos forenses ha matizado que Antonio G. tenía mayor riesgo de fractura --hasta cuatro veces más-- por sufrir una patología previa, aunque otros han apuntado que las fracturas no fueron provocadas por la enfermedad.

En ese sentido, el ministerio fiscal ha indicado que la patología no afectó a la fractura y que "es un factor de riesgo como muchísimos otros".

DEFENSAS

El abogado defensor de Rubén A. ha pedido que se aplique un atenuante por dilaciones indebidas en el proceso judicial y que no se trata de un delito de lesiones, sino de un delito de imprudente grave.

El abogado de los otros dos acusados ha resaltado que la víctima ya había sido operada de miopía con anterioridad, lo que le redujo la visión un 40%, según este letrado, que también ha indicado que la lesión hubiese sido de menor entidad si el agredido no hubiera tenido la patología que incrementaba el riesgo de fractura.