24 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

Foment avisa de que quitar incentivos y subir impuestos ralentizará la recuperación

Foment avisa de que quitar incentivos y subir impuestos ralentizará la recuperación
El presidente de Foment de Treball, Josep Sánchez Llibre, en una imagen de archivo - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

Ve esencial controlar los rebrotes y la destrucción de empleos para evitar una crisis social

BARCELONA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Foment del Treball ha advertido este lunes de que quitar incentivos, no prolongar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que finalizan el 30 de septiembre, y subir impuestos ralentizará la recuperación económica, así como los ingresos tributarios.

Lo ha defendido este lunes su secretario general adjunto y director de Economía, Salvador Guillermo, en la rueda de prensa telemática para presentar el informe de coyuntura del segundo trimestre de 2020 junto al presidente de la Comisión de Economía y Fiscalidad de la patronal, Valentí Pich.

La patronal catalana ha sostenido que el ritmo de recuperación económica será menor y más lento de lo estimado ya que los datos de corta frecuencia disponibles del tercer trimestre señalan una mayor ralentización, la cual afecta especialmente a los sectores económicos con una fuerte interacción social.

Guillermo ha explicado que el número de parados en la zona euro aumentó el primer semestre en 26.000 personas, lo que supone que en España, que lo hizo en 197.000, es 7,5 veces superior.

También ha destacado que se ha registrado una "fuerte" caída de los ingresos tributarios hasta el 12% en el segundo trimestre de este año, y que es del 7,9% si se usan criterios homogéneos.

MANTENER INCENTIVOS

"Pedimos que se sea extremadamente cuidadoso con estas medidas temporales. Mientras haya la causa que ha dado las circunstancias se tiene que mantener porque sino tendremos una destrucción significativa de empresas y muchas tendrán que hacer amputaciones de parte de su estructura", ha señalado Guillermo.

Considera que 2020 es un año en el que hay que tomar medidas pero sin obsesionarse en cifras concretas ni retirar incentivos de forma rápida, y aunque haya caído la recaudación, no tener la obsesión de subir impuestos.

Ha advertido de la necesidad de mantener las medidas de contención sanitaria para controlar los rebrotes y ha pedido consenso para actuar contra la destrucción de empleos y así evitar una crisis social.

DÉFICIT PÚBLICO

Guillermo ha defendido que conviene ser conscientes de que el déficit público tiene un carácter temporal, lo que según él lo hace secundario, porque si se hiciera una previsión del mismo con un objetivo restrictivo habría una ralentización de la recuperación.

"Este año toca déficit público para permitir la supervivencia al sistema privado y que pueda respirar y coger fuerza para poder volver a levantarse", ha añadido.

Pich ha advertido de que el déficit incrementa la deuda y quita capacidad de maniobra a la larga, pero ha señalado que ahora no es el momento de fijarse en él debido a la situación económica, a que se trata de un tema internacional, a la existencia de una política laxa del BCE y a que los gobernantes comunitarios son conscientes de la situación, en sus palabras.

Sobre los fondos europeos de reestructuración, Guillermo ha sostenido que se trata de una oportunidad para reorientar el sistema productivo y mejorar la productividad, más allá de paliar el impacto del coronavirus.