22 de enero de 2020
19 de septiembre de 2019

Fomento se compromete a hacer un nuevo estudio informativo de la N-230 en Aran (Lleida)

Fomento se compromete a hacer un nuevo estudio informativo de la N-230 en Aran (Lleida)
El síndic de Aran, Francés Boya, y el director general de Carreteras, Javier Herrero - CONSELH GENERAU D'ARAN

LLEIDA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Conselh Generau d'Aran ha asegurado este jueves que el Ministerio de Fomento ha acordado con el síndic de Aran, Francés Boya, la desestimación del estudio informativo de acondicionamiento de la carretera N-230 y se compromete a iniciar uno nuevo consensuado con el territorio.

El síndic de Aran se reunió este martes en Madrid con el director general de Carreteras, Javier Herrero, para tratar sobre el acondicionamiento y seguridad de la N-230, en la que el Ministerio de Fomento se comprometió a iniciar un nuevo estudio correspondiente a la fase previa a la redacción del proyecto de la vía, ha informado este jueves el Conselh Generau d'Aran en un comunicado.

Boya ha mostrado su "satisfacción por la oportunidad que supone comenzar, con la máxima celeridad, estos estudios previos y poder trabajar en la definición del trazado".

El síndic ha puntualizado que el Conselh Generau realizará un seguimiento exhaustivo de este proceso y colaborará con el Ministerio en los estudios ambientales y paisajísticos.

"Nos reuniremos en próximas fechas con el jefe de la demarcación de Carreteras del Estado en Catalumya, Luis Bonet, para ponernos a disposición del equipo redactor", ha avanzado.

El Conselh señala que la decisión implica, tal y como reclamaron los ayuntamientos araneses, el Conselh Generau, la Diputació de Lleida y la Generalitat en las alegaciones presentadas a la anterior propuesta del Ministerio, estudiar integralmente todo el trazado desde la boca norte del Túnel de Vielha hasta la frontera francesa.

El incremento del tráfico pesado y la precariedad de algunos tramos exige una actuación que garantice la seguridad y unas mejores condiciones para los usuarios de esta vía, así como la seguridad en las poblaciones afectadas por el trazado.

El Ministerio de Fomento aprobó ya provisionalmente un estudio informativo que fue sometido a información pública y ante el cual el Conselh Generau d'Aran, la Generalitat, la Diputación de Lleida y los ayuntamientos araneses presentaron alegaciones conjuntas al considerar que las opciones de trazado no era las más adecuadas, no se ajustaban a las necesidades del territorio y no se minimizaban suficientemente los impactos paisajísticos y socioeconómicos de un territorio como la Val d'Aran.