19 de mayo de 2019
19 de abril de 2008

Los ganaderos piden un aumento del precio de la carne

Los ganaderos piden un aumento del precio de la carne
Foto de la Noticia
Foto: + Ampliar

   BARCELONA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los precios de la carne en matadero deberán subir entre un 15% y un 18% para evitar que un 20% de ganaderos catalanes cierre, ya que actualmente la mayoría de ellos está cobrando la carne "por debajo coste", ya que no han podido trasladar el aumento de precio de los piensos al producto final, explicó a Europa Press el miembro de la junta de la Llotja de Cereals de Barcelona, Josep Maria Bonhora.

   Aun así, aseguró que los precios del cereal "ya están bajando", con descensos del 15% y el 20% en marzo y previsiones de que bajen un 10% adicional este año, aunque alertó de que si no suben los precios de la carne, muchas explotaciones cerrarán, "como ha pasado con el sector lechero", dijo, y consideró "muy peligroso" que se produzca este abandono.

   Afirmó que la industria "no batalla suficientemente" los precios con las grandes superficies, y aseguró que si en algún caso los precios finales de la carne han subido, el productor "hace tiempo" que no ha notado este incremento en lo que le pagan en el matadero, mientras que los costes de producción "no paran de aumentar".

   MUCHOS MESES DE PÉRDIDAS

   La portavoz de la Asociación Catalana de Fabricantes de Piensos (Asfac), Mònica Ros, explicó a Europa Press que los ganaderos "hace muchos meses que están perdiendo dinero" y aseguró que "se debe trasladar" el aumento de precio de las materias primas a la carne.

   Destacó que la situación actual es "difícil y crítica", a lo que se le suma la "alta volatilidad" del mercado de precios del cereal, muy ligado a una "componente psicológica" donde influyen variables como la sequía, el aumento de precio de los carburantes y el incremento de consumo de los países emergentes que provocan "nerviosismo".

   DOS AÑOS PARA RECUPERAR LA NORMALIDAD

   A pesar de la situación de sequía en Catalunya, Bonhora manifestó que a escala mundial las cosechas de este año van "muy bien", con lo que hay "buenas perspectivas", y afirmó que se necesitan dos años para regular otra vez los stocks, que han bajado en los últimos años, y regularizar los precios.

   Recordó que la situación de sequía mundial desde verano de 2007 afectó la cosecha de Australia, Brasil, Argentina, Canadá y Ucrania --como grandes productores de cereales--, con lo que se redujo el stock y subieron los precios, además de sumarle el aumento de la demanda de este tipo de productos de países terceros, como China e India.