22 de mayo de 2019
31 de octubre de 2010

La Generalitat cree que el conflicto de la mezquita de Lleida es una "cuestión de tiempo"

BARCELONA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

La directora de Asuntos Religiosos de la Generalitat, Montserrat Coll, ha considerado que el conflicto con la mezquita del Nord de Lleida, la más concurrida de la ciudad recientemente precintada por el Ayuntamiento por exceso de aforo, es una "cuestión de tiempo".

En una entrevista a Europa Press, Coll ha defendido que si el local sobrepasa el aforo "existe evidentemente un peligro por concentración de personas" y "alguna cosa debe hacer el Ayuntamiento por seguridad y salubridad".

En esta línea, ha defendido que "los derechos de las personas deben prevalecer, como dice la Ley de Libertad Religiosa, como límite de esta libertad en el momento en que se pone en peligro la seguridad y salud de los fieles".

A su juicio, la disputa abierta entre el imán Abdelwahab Houzi y el consistorio es "una cuestión de tiempo" para que la comunidad logre reunir los recursos necesarios para hallar un lugar adecuado y edificar ahí su centro de culto.

Preguntada por la reivindicación histórica de una gran mezquita en Barcelona, la titular de Asuntos Religiosos ha señalado que "no es un tema ni una prioridad del Govern favorecer la construcción de mezquitas ni de catedrales; es un problema de las comunidades".

Con todo, ha admitido que "llegará un día en que, quizá no una gran mezquita, pero sí que habrá centros religiosos visibles y más acondicionados", como persigue --este último punto-- la Ley catalana de Centros de Culto, aprobada en 2009 y cuyo reglamento sobre las condiciones que deben reunir se aprobó a mediados de año con cinco años por delante de adaptación.

"Lo lógico es que no sea sólo una gran mezquita, teniendo en cuenta que el Islam es plural, las iglesias evangélicas son muchas, y no hay sólo una parroquia católica", ha argumentado.

Además, ha constatado "la diversidad de tendencias, grupos y entidades", que en su opinión hace "lógico también que los centros de culto estén cerca de los usuarios y haya diversos centros de culto repartidos por los barrios".