23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 25 de enero de 2009

    La Generalitat cree que el nuevo calendario universitario empeorará la calidad

    BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Agència per a la Qualitat del Sistema Universitari de Catalunya (AQU), Joaquim Prats, consideró que la propuesta de calendario universitario de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) empeorará la calidad del sistema universitario porque "no permite aplicar el espíritu Bolonia que es la atención personalizada".

    El nuevo calendario plantea que el curso universitario tenga dos grandes semestres --de septiembre a diciembre y de enero a junio--, y que los exámenes extraordinarios de septiembre se adelanten a julio.

    En una entrevista a Euorpa Press, Prats explicó que la calidad del sistema tras la aplicación de estos cambios --si se aprueban-- será "discutible o más bien empeorará", ya que no consigue que el profesor pueda conocer a sus alumnos, como así lo dicta Bolonia. No obstante, apuntó que conferirá "más agilidad" al curso.

    "No irá bien para tener una relación académica con los alumnos tal y como indica el sistema de créditos ECTS, que requiere una vinculación personalizada y tutorizada con ellos, y con el número de estudiantes y el tiempo que hay no se podrá hacer", lamentó el presidente de la AQU, organismo dependiente de la Conselleria de Innovación, Universidades y Empresa. Para el también catedrático, los semestres que propuso programar la CRUE sólo posibilitarán un "periodo de aproximación".

    Prats consderó también que no se trata de una propuesta nueva, ya que la Facultad de Pedagogía de la Universitat de Barcelona (UB) y la Universitat de Lleida (UdL) ya aplican este calendario.

    ESTUDIANTES, EN CONTRA

    El Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) criticó que la CRUE no haya consultado a alumnos, profesores y personal de Administración y Servicios antes de lanzar el "globo sonda" de un nuevo calendario en las universidades españolas.

    En declaraciones a Europa Press, el portavoz del SEPC, Arnau Mallol, explicó que ni el Gobierno ni la CRUE se ha puesto en contacto con los "principales afectados" por la medida para saber su opinión.

    "Lo interpretamos como un globo sonda que lanzan para ver como reaccionamos los estudiantes, los profesores y el PAS", explicó Mallol, quien criticó que lo que debe hacer la CRUE es invertir más en la renovación universitaria, como en modernizar la metodología del profesorado o los espacios físicos de la universidad.

    "Es bastante sorprendente, yo soy miembro del claustro y no me lo ha notificado nadie", dijo, pero lo achacó a que, por el momento se trata de una política de observación "para ver si lo pueden imponer, y si no harán hechos consumados".

    "No nos parece correcto que se avancen los exámenes de septiembre", manifestó, ya que ello deja menos tiempo entre la convocatoria de junio y la nueva --la de julio--, y el verano es "útil" para prepararse.