3 de diciembre de 2020
27 de octubre de 2020

La Generalitat descubre una "segunda parte" de su refugio antiaéreo de la Guerra Civil

La Generalitat descubre una "segunda parte" de su refugio antiaéreo de la Guerra Civil
Momento de la construcción, en 1937, del refugio antiaéreo descubierto en 2018 por la Generalitat - GOVERN - ARCHIVO

BARCELONA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Govern ha descubierto un nuevo refugio antiaéreo de la Guerra Civil en el subsuelo próximo al Palau de la Generalitat, en el centro de Barcelona, anexo al ya conocido, en una investigación secreta que se ha prolongado durante las presidencias de Carles Puigdemont y Quim Torra.

En un comunicado este martes, la oficina del President detalla como, en 2016, el presidente del Taller d'Història de Gràcia, Josep Maria Contel, hizo llegar unos planos de una supuesta ala desconocida del refugio a la unidad de subsuelo de los Mossos d'Esquadra, que, a su vez, los remitieron a la Conselleria de Presidencia, tal como avanzaron Eldiario.es y TV3.

Desde entonces, el Govern ha investigado con discreción el posible acceso al habitáculo, descubriendo que no correspondía con el trazado rectilíneo de hormigón que describían los planos, sino con una galería subterránea y zigzagueante, de 26 metros de largo y que data de 1645.

Estaba parcialmente cubierta de escombros por los esfuerzos del régimen franquista, en los primeros meses de 1939, de tapiar todas las entradas a refugios antiaéreos; en su descubrimiento han colaborado técnicos de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) con un georadar.

El refugio al que lleva el túnel, al que se pudo acceder por primera vez en octubre de 2018, tras estar 80 años cerrado, fue construído durante el mandato de Lluís Companys y, según los expertos, probablemente estaba destinado originalmente a la protección del personal de la Generalitat pero se terminó abriendo a la ciudadanía, a tenor de la presencia de algún garabato con trazo infantil.

Se trata de una estructura rectangular, hecha de hormigón armado y encofrado, de 13 metros de largo y casi 9 de ancho, y con 4 muros divisorios; disponía de iluminación eléctrica y ventilación.

En su interior se han encontrado latas de conserva, clavos, tornillos, monedas, metralla o un orinal, así como varias prendas.

El hallazgo complementa al refugio ya conocido en la planta subterránea del Palau de la Generalitat; supone, según el Govern, una "segunda parte" del complejo.

Para leer más