4 de abril de 2020
5 de julio de 2018

La Generalitat obtiene 3,8 millones en la subasta pública de herencias intestadas

Un centenar de concentrados de 'Aturem la subhasta' retrasan una hora y media la subasta

La Generalitat obtiene 3,8 millones en la subasta pública de herencias intestadas
EUROPA PRESS

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat ha obtenido este jueves un total de 3,8 millones de euros en la subasta pública de 27 inmuebles procedentes de herencias intestadas --de personas que han fallecido sin testamento--, que ha sido precedida por una concentración de un centenar de personas de la plataforma 'Aturem la subhasta' que querían evitarla y la han retrasado una hora y media.

La subasta estaba prevista sobre 47 inmuebles y ha acabado siendo de 27, puesto que 19 no han recibido oferta y uno se ha retirado temporalmente --el que está situado en la calle Llibreteria 16 y en el que se encuentra el Mesón del Café de 1909-- para valorar su interés comercial y cultural.

Un total de los 13 inmuebles subastados se ubican en la ciudad de Barcelona y el resto en otras poblaciones catalanas, como Àger y Tàrrega (Lleida), Castelldefels, Gelida, L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Segur de Calafell, El Vendrell y Valls (Tarragona), y Girona.

Fuentes de la Conselleria de Economía han explicado a Europa Press que se han presentado un total de 80 licitadores, entre los que ha resaltado que hay el doble de particulares que de empresas, pese a que éstas han optado por más de uno de los lotes subastados.

Han sostenido que la Generalitat está obligada a convertir en líquido todas las herencias intestadas, y ha indicado que 2,9 millones de euros de estos recursos los destinará "inmediatamente" a rescatar pisos procedentes de ejecuciones hipotecarias, mientras que los 900.000 restantes corresponden a herencias que aún no están del todo liquidadas porque tienen activos por subastar y que prevén destinar también a vivienda social.

CONCENTRACIÓN EN EL EXTERIOR

Un centenar de personas de la plataforma 'Aturem la subhasta' se han concentrado este jueves por la mañana en el exterior del edificio en el que se ha realizado la subasta para evitar su celebración, que estaba prevista que se iniciara a las 10.00 horas y se ha acabado retrasando una hora y media.

Han organizado dos cordones alrededor del edificio para evitar que los licitadores pudieran entrar al interior, mientras proclamaban consignas como 'Especuladores fuera de los barrios' y 'Basta, basta, basta; basta la subasta'.

La portavoz de 'Aturem la subhasta', Barbara Roch, ha manifestado en una atención a los medios de comunicación que la plataforma no comparte que la Generalitat "venda un patrimonio que ya es público" y ha razonado que éste se podría destinar a construir pisos para aquellos ciudadanos que los necesitan.

Ha recordado que el ex vicepresidente de la Generalitat y ex conseller de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras, se comprometió en 2016 a no vender más pisos recibidos de herencias intestadas con un acuerdo con entidades del tercer sector: "Lo que reclamamos no es nada a lo que Generalitat no se haya comprometido con anterioridad".

CARGAS POLICIALES

Los Mossos d'Esquadra han informado a Europa Press que han realizado pequeñas cargas sobre las 12.00 horas, cuando la subasta ya había comenzado, para evitar que los concentrados cruzaran la línea policial con la que protegían la entrada al edificio.

La protesta se ha comenzado a disolver sobre las 12.30 horas y no se han realizado detenciones ni ha habido heridos, según la policía catalana.

Los activistas han ocupado cuatro de los pisos heredados por la Generalitat y tras disolver la protesta se han reunido en uno de ellos, en el número 53 de la calle Xiprer, en el distrito barcelonés de Horta-Guinardó, según ha informado la plataforma a través de Twitter.

Para leer más