24 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

La Generalitat se plantea cerrar parques infantiles si la incidencia no baja

La Generalitat se plantea cerrar parques infantiles si la incidencia no baja
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante el acto de balance de la campaña del Gobierno de Cataluña con la Cruz Roja para sensibilizar sobre el Covid-19 y disminuir el riesgo de contagios, en Barcelona, a 21 de septiembre de 2020. - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Pide reunirse con el sector de la restauración y recuerda que la mascarilla es "obligatoria" en terrazas

BARCELONA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha explicado este lunes que el Ejecutivo catalán se plantea cerrar parques infantiles si la incidencia del coronavirus no baja, y ha vuelto a apelar a la responsabilidad y solidaridad ciudadana: "No vamos bien", ha dicho.

En su intervención en el acto de balance de una campaña de sensibilización juvenil de Creu Roja, ha asegurado que no es "un consuelo" tener una tasa de incidencia mejor que otras comunidades autónomas o países europeos.

Ha señalado que el riesgo de rebrote ha aumentado este lunes, así como también la velocidad de reproducción (rt), y ha pedido de nuevo el "compromiso cívico y esfuerzo de solidaridad" de la ciudadanía.

El presidente de la Generalitat ha llamado a priorizar el teletrabajo y "no bajar la guardia" en las reuniones sociales, que ha recordado que deben ser de menos de un máximo de 10 personas.

Torra ha dicho que si no se reduce la incidencia, la Generalitat se está planteando medidas que no quiere tomar como sería la de cerrar parques infantiles, no por culpa de los niños, sino por las "aglomeraciones" que se producen en estas zonas.

También ha pedido a la restauración y las terrazas que no se debe bajar la guardia, ha subrayado que la mascarilla es "obligatoria" también en las terrazas, y ha explicado que ha pedido reunirse con el sector para recordar las medidas obligatorias.

El presidente de la Generalitat ha asegurado que el Ejecutivo catalán "no dejará que pase el tiempo" y tomará decisiones en caso de que no se reduzca la incidencia, como ya se ha hecho anteriormente en Lleida o Girona.