2 de junio de 2020
11 de diciembre de 2008

El Gobierno municipal de Barcelona incorpora casi todas alegaciones de ERC al presupuesto de 2009

BARCELONA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno municipal de Barcelona, que forman PSC e ICV-EUiA, ha incorporado el 88 por ciento de alegaciones que formuló ERC al presupuesto del año que viene, todas las que hizo en relación a las ordenanzas fiscales y todas las relacionadas con las cuentas de este año.

Las cuentas se aprobaron hoy inicialmente en la Comisión de Hacienda y Presupuestos con el apoyo del bipartito y de los republicanos, el voto en contra del PP y la reserva de voto de CiU hasta que se someta a aprobación definitiva, en el pleno municipal del viernes 19 de diciembre.

Los presupuestos ascienden a 2.438 millones de euros, de los cuales 616,8 son la inversión directa del consistorio, un 4,1 por ciento más que este año, lo que varía las previsiones iniciales sobre la inversión, que el bipartito preveía mantener en relación a este año.

Sin embargo, la inversión municipal total asciende a 746,2 millones, contando el Patronato Municipal de Vivienda, la empresa BSM e institutos como el de mercados. Los impuestos subirán una media del 3,2 por ciento.

24 MILLONES PARA SUELO Y TECHO

Entre las aportaciones de ERC, basadas en reducir gasto corriente para destinarlo a inversión, destaca destinar 14,4 millones a comprar suelo, y otros 10 a que el consistorio pague los costes de urbanización en algunos procesos urbanísticos y que a cambio reciba lo equivalente en techo para destinarlo a equipamiento, a nuevas pequeñas empresas y vivienda.

Las otras enmiendas de los republicanos consiguieron partidas para restituir en Montjuïc las cuatro columnas a imagen de la bandera catalana del arquitecto Josep Puig i Cadafalch --tres millones--, para dar prioridad a los peatones en la zona de Gràcia entra las calles Sardenya, Travessera de Gràcia y Pi i Margall --400.000 euros-- y para servicios sociales y comercio --640.000 y 300.000 euros respectivamente--.

El concejal de ERC Xavier Florensa subrayó que han conseguido que las tasas siempre estén por debajo de la previsión de aumento del IPC. Se mostró satisfecho de los cambios, y consideró que con las aportaciones de los republicanos "el presupuesto se ajusta más a la nueva realidad de Barcelona" marcada por la crisis.

LA CIUDAD QUE MÁS INVIERTE

En declaraciones a los periodistas, el tercer teniente de alcalde de Hacienda y Promoción Económica, el socialista Jordi William Carnes, afirmó que la capital catalana es la ciudad que está invirtiendo más en España, con un 25 por ciento del gasto total, y señaló que las aportaciones de ERC son "viables y asumibles" en el contexto de crisis.

Sin embargo, concretó que algunas no se incorporaron, principalmente porque, pese a compartir su espíritu, tienen carácter plurianual. Se trata de enmiendas referidas al gasto de carburante, telefonía y limpieza.

El Gobierno municipal también ha asumido cinco de las 128 alegaciones presentadas por el PP y 17 de las 58 presentadas por CiU, que aludían fundamentalmente "a aspectos de redactado y técnica normativa", explicó un portavoz municipal.

En relación a las propuestas del PP, que apuesta por disminuir los impuestos e incrementar la inversión, Carnes consideró que es un modelo "en las antípodas" del que mantiene el bipartito. Según el teniente de alcalde, "no responde a las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional".

NO ENDEUDARSE MÁS

Sobre las de CiU, dijo compartir el aumento del esfuerzo inversor, pero rechazó incrementar el endeudamiento como defiende la federación, y que en las cuentas aprobadas se prevé mantener en 770 millones. "Si lo podemos evitar, es una buena aportación a la ciudad", defendió Carnes.

En el debate sobre el presupuesto que se produjo en la Comisión, el concejal de CiU Antoni Vives defendió que ahora toca "poner la leña al fuego" y, como el Ayuntamiento "ha ahorrado" en los últimos años, aumentar aún más la inversión para ser el "motor" de la economía de la ciudad ante la crisis.

El concejal de ICV-EUiA Joaquim Mestre consideró el volumen de inversión de los presupuestos "suficiente" para incidir en la economía de la ciudad.

Xavier Florensa (ERC) destacó que las cuentas aprobadas hoy inicialmente no hacen como Madrid, "que en un año de dificultad económica, cierran la barraca y paralizan las inversiones".

El edil del PP Javier Mulleras defendió destinar más dinero a ámbitos como la seguridad, los barrios y la vivienda, y doblar los recursos para promoción económica. Se mostró partidario de bajar los impuestos y reclamó al Gobierno municipal que deje "la madriditis", en referencia a comparar Barcelona con Madrid, lo que provocó un intercambio de acusaciones.

Carnes concluyó que es "un buen presupuesto" ante la crisis, y se mostró abierto al diálogo con el resto de formaciones durante la semana que queda por delante antes de aprobarlos definitivamente.