16 de diciembre de 2019
10 de septiembre de 2019

El Govern aprueba el decreto ley que regula el impuesto sobre las bebidas azucaradas

El anterior reglamento fue anulado por el TSJC por "defectos de forma" en la tramitación

El Govern aprueba el decreto ley que regula el impuesto sobre las bebidas azucaradas
La portavoz del Govern, Meritxell Budó - EUROPA PRESS

BARCELONA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat ha aprobado el decreto ley que regula sin ninguna modificación el contenido del reglamento del impuesto sobre bebidas azucaradas envasadas que fue aprobado por decreto en junio de 2017 y que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) anuló, "no por su contenido, sino por entender que se habían producido defectos formales en su tramitación".

Según la consellera de Presidencia de la Generalitat y portavoz del Govern, Meritxell Budó, la sentencia, que todavía no es firme, tampoco afecta la legalidad del tributo, por lo que el impuesto continúa vigente y se sigue meritando, ha informado este martes en la rueda de prensa tras el Consell Executiu.

Ante esta situación, y con la voluntad de dotar de seguridad jurídica y hacer frente a un eventual vacío legal en aspectos como cuándo se debe ingresar el impuesto, el Govern ha vuelto a aprobar este texto que, como el anterior, regula y complementa todos aquellos aspectos de carácter más técnico o procedimental de la ley de creación del tributo.

El decreto ley establece, de la misma forma que hacía el reglamento, que el plazo para presentar la autoliquidación se fija del 1 al 20 del mes siguiente a la finalización del periodo de liquidación, que es trimestral.

También detalla que, siguiendo la definición de 'bebida azucarada' establecida por la normativa comunitaria, quedan excluidas de tributación las bebidas que se envasan a solicitud del consumidor en el mismo establecimiento o para su venta inmediata, a excepción de aquellas que se suministrarán por medio de un surtidor, que sí que se tributarán por el impuesto.

CONCEPTO DE DISTRIBUIDOR

El decreto ley también desarrolla el concepto de 'distribuidor', definido como aquel que vende la bebida en última instancia al contribuyente, que es quien, a su vez, la pondrá a disposición del consumidor final.

Concreta que, para la repercusión del impuesto por parte del contribuyente, no es necesario que se desglose en el tiqué de compra.

El decreto ley aprobado, de seis artículos, una disposición transitoria y una final, entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (Dogc).

El impuesto grava el consumo de determinado tipo de bebidas y prevé dos tipos de gravamen, según el contenido de azúcar por litro de bebida: 0,08 euros por litro para bebidas con 5 u 8 gramos de azúcar por 100 mililitros, y de 0,12 euros por litro, para aquellas que su contenido sea superior a 8 gramos por 100 mililitros.

Para leer más