3 de abril de 2020
21 de noviembre de 2018

El Govern niega querer rebajar la norma del Ayuntamiento del 30% de pisos protegidos

Defiende que la Subcomisión de Urbanismo de la Generalitat "no es un mero trámite"

El Govern niega querer rebajar la norma del Ayuntamiento del 30% de pisos protegidos
EUROPA PRESS

BARCELONA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, ha negado que el Govern quiera rebajar la medida del Ayuntamiento que obligará a destinar un 30% de nuevas construcciones y grandes rehabilitaciones a vivienda protegida asequible y ha asegurado que quiere garantizar la seguridad jurídica de la norma y que sea "técnica y jurídicamente impecable".

Así ha reaccionado Calvet en rueda de prensa este miércoles después de que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, haya asegurado esta mañana que la Generalitat quiere introducir más excepciones a esta medida, algo que Colau ha tachado de inaceptable y ha exigido su aprobación sin cambios.

En concreto, la norma aprobada por el Ayuntamiento rebaja el 30% al 20% en los solares comprados desde enero a julio de 2016 y Calvet ha razonado que se tiene que modificar ese punto y eliminar el porcentaje tanto del 30% como del 20% para ese periodo: "Es una debilidad jurídica".

El conseller ha alertado de que, si no se modifica ese punto, se presentarán recursos contenciosos administrativos a la normativa, que podrían invalidarla en su totalidad, por lo que ha defendido que, si una medida es jurídicamente inviable, no puede ser aprobada por la Subcomisión de Urbanismo de la Generalitat "por responsabilidad".

Si se añade esa modificación, la norma aplicaría la obligación de destinar el 30% hasta enero de 2016 y a partir de su aprobación, mientras que en el periodo comprendido entre ambas fechas se eliminaría el porcentaje para garantizar la viabilidad económica de las compras realizadas.

Calvet también ha rechazado que haya recibido presiones para modificar la norma, tal y como ha valorado Colau esta mañana: "Ni rebajas ni presiones".

SUBCOMISIÓN

Calvet ha defendido que la subcomisión tiene competencias para modificar las normativas que se le presentan y ha rehusado lo expresado por Colau, que ha valorado que se trata de un "trámite técnico y burocrático, no de opinión política".

El conseller ha criticado que lo dicho por la alcaldesa "pervierte" la función de este órgano, además de menospreciar la legalidad urbanísitica.

"No es un mero trámite. No es una reunión en la que se pone un sello", ha remarcado Calvet y ha señalado que en la subcomisión se debaten los expedientes para así aprobarse definitivamente.

Ha aseverado que la reunión para la aprobación definitiva de la normativa se tenía que celebrar este miércoles y que no ha sido así porque el Ayuntamiento la ha cancelado y ha sostenido que espera llegar a un acuerdo para la próxima, prevista para el 5 de diciembre.

"Todos tenemos prisa para tener medidas que nos permitan avanzar en políticas más efectivas de vivienda", ha valorado.

Asimismo, Calvet ha negado que este trámite se esté retrasando, después de que Colau haya resaltado que está pendiente su aprobación desde el 1 de octubre, y el conseller ha dicho que, pese a que fue aprobado ese día, los documentos de la norma llegaron a la Conselleria el 17 de octubre, momento a partir del cual pudieron empezar a estudiarlos.

Sobre el hecho de que desde el 1 de octubre hayan entrado 234 licencias y 157 certificados de aprovechamiento urbanístico, según Colau, Calvet ha sostenido que el consistorio debería haber incluido una suspensión de licencias en la aprobación inicial de la norma: "No se estarían tramitando".

Para leer más