21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 2 de febrero de 2008

    Islamistas.- El Metro de Barcelona descarta realizar simulacros de emergencias ante posibles ataques terroristas

    Los servicios de emergencia están preparados para cualquier eventualidad en toda la ciudad

    BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Metro de Barcelona no ha realizado ni tiene previsto realizar próximamente simulacros de emergencias ante posibles ataques terroristas, aunque los equipos sanitarios y de salvamento sí hacen prácticas para eventuales situaciones de crisis.

    Según el confidente que desató la reciente operación policial contra el terrorismo islamista en la capital catalana, la intención de la célula suicida era atentar en el subterráneo barcelonés porque allí "los servicios de urgencia no pueden llegar". Sin embargo, según fuentes de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) consultadas por Europa Press, los equipos de emergencia están preparados para actuar en cualquier ámbito de la ciudad, aunque admiten que el Metro es un sitio más complicado que otros a cielo abierto.

    Las mismas fuentes explicaron que el Plan de Autoprotección del Metro --el plan de emergencias aprobado en febrero de 2006-- prevé situaciones como incendios, colisiones de trenes, descarrilamientos, inundaciones, nevadas, cortes eléctricos, atropellos y la presencia de personas en la vía, así como amenazas de bomba y terroristas.

    Por ello, los equipos sanitarios, de salvamento y policiales se entrenan y realizan prácticas para actuar en casos como estos. Lo hacen sin afectar el servicio normal del Metro, en horarios en los que no funciona o en zonas inaccesibles a los usuarios. Sin embargo, hasta el momento, no se ha realizado ningún simulacro en horario de servicio por un supuesto atentado terrorista. En los últimos años tampoco se han hecho simulacros de las otras eventualidades descritas en el plan.

    El plan de emergencias fue homologado por la Comisión de Protección Civil de Catalunya y avalado por la Dirección General de Emergencias y Protección Civil de la Conselleria de Interior de la Generalitat.

    Dentro del marco de este plan, durante el año 2007 se realizaron cinco cursos con clases teóricas y prácticas para mossos d'Esquadra, policías locales --de todas las ciudades por donde pasa el Metro--, bomberos y personal sanitario. En estas prácticas se comprueban los sistemas como los de comunicaciones, coordinación y evacuación.

    Precisamente, en diciembre se planificó un simulacro para finales de este mes de febrero. Se tratará de un supuesto incendio o combustión con mucho humo en un vagón de Metro. El simulacro se realizará intentando afectar lo mínimo posible al servicio --probablemente en fin de semana y cerrando durante un rato una estación con poca afluencia-- y se realizará sólo con figurantes voluntarios.

    El simulacro está siendo diseñado por los equipos de emergencia para comprobar el grado de efectividad de sus procedimientos y buscar los posibles puntos flacos. Éste será el primer simulacro en horario de servicio de los últimos años.

    TMB y el Ayuntamiento de Barcelona aseguran ser conscientes de los riesgos crecientes de un atentado terrorista, por lo que desde el año 2000 la inversión en materia de seguridad se ha multiplicado por 4,5, sobre todo en medios técnicos y horas de vigilantes privados. Además, se mantiene un contacto permanente con la Policía y los bomberos.

    ACTIVACIÓN DE MANDO A DISTANCIA.

    Otro de los elementos que hacen dudar de la seguridad en el Metro es si se puede activar un explosivo a través de un mando a distancia de radiofrecuencia. Aunque las fuentes consultadas no pudieron negarlo ni confirmarlo, sí apuntaron que "no hay previstos" inhibidores de frecuencia, por lo que, en un principio, no tendría que haber ningún impedimento para activarlos.

    Además, hay que recordar que desde hace varios meses los teléfonos móviles tienen cobertura en buena parte de los túneles del Metro, sobre todo en los tramos centrales de las líneas, que es donde, probablemente, tenían previsto atentar los suicidas.