26 de febrero de 2021
19 de enero de 2021

El juez aplazó el desahucio del Gimnàs Sant Pau de Barcelona para garantizar duchas y comida

El juez aplazó el desahucio del Gimnàs Sant Pau de Barcelona para garantizar duchas y comida
El Gimnàs Social Sant Pau en el barrio del Raval de Barcelona. - GIMNÀS SOCIAL SANT PAU - ARCHIVO

El Ayuntamiento aseguró que se había suspendido tras un acuerdo con la propiedad

BARCELONA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Barcelona aplazó el desahucio del Gimnàs Social Sant Pau, en el barrio del Raval, que estaba previsto para este miércoles, para garantizar el servicio de duchas, ropas y dispensación de comidas a "un gran número de personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad económica y social".

En el escrito del Juzgado donde se comunicó la suspensión del desahucio, y que ha publicado el Gimnàs Social Sant Pau en un mensaje de Twitter recogido por Europa Press, se expone que, dada la situación actual de pandemia, el desahucio "supondría dejar sin servicio de duchas, ropas y dispensación de comidas" a las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Esta decisión llega después de que los responsables del Gimnàs Social presentaran un escrito al juzgado en el que pedían retrasar el desahucio hasta el 30 de abril y en el que defendieron "la necesidad de atender el servicio de ducha y de dispensación de comidas para las personas sin techo" a causa de la emergencia sanitaria provocada por la Covid-19.

Además, el pasado viernes 15 de enero, el concejal del distrito de Ciutat Vella de Barcelona, Jordi Rabassa, anunció la suspensión del desahucio después de que el Ayuntamiento y la propiedad acordaran un período de dos meses para valorar "varias propuestas" y encontrar una solución conjunta para el espacio.

En el texto, el juzgado insta a los Servicios Sociales del Ayuntamiento a informar en 10 días y con carácter de urgencia sobre la situación actual del local, concretar los servicios que se prestan en él y la previsión de un nuevo local donde se puedan prestar dichos servicios.

Asimismo, solicita programar un nuevo día para llevar a cabo el desahucio "con la finalidad de dilatar lo menos posible el cumplimiento de la sentencia dictada en este procedimiento y causar el menor perjuicio posible a la parte ejecutante".