30 de octubre de 2020
7 de septiembre de 2020

Junqueras y Rovira avisan de que no basta con superar el 50% y no renuncian a la unilateralidad

Junqueras y Rovira avisan de que no basta con superar el 50% y no renuncian a la unilateralidad
El vicepresidente catalán Oriol Junqueras y Marta Rovira (ERC) en la manifestación por el juicio del 9N - EUROPA PRESS - ARCHIVO

Exponen en un libro su estrategia y dicen que "hablar de confrontación todo el día no hará un milagro"

BARCELONA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El líder de ERC, Oriol Junqueras, y la secretaria general, Marta Rovira, han avisado de que superar el 50% de los votos independentistas en unas elecciones no es suficiente para lograr la independencia y han reiterado que no renuncian a la vía unilateral.

En el libro 'Tornarem a vèncer (i com ho farem)' --'Volveremos a vencer (y cómo lo haremos)'-- (Ara Llibres), publicado este mismo lunes, exponen la estrategia de ERC para lograr la independencia y repasan los hechos de octubre de 2017, para extraer lo que el independentismo hizo bien y cuáles fueron sus debilidades.

Los dirigentes republicanos consideran que uno de los factores principales que impidieron la independencia tras el 1-O fue la falta de una mayoría clara en la sociedad catalana a favor de que Catalunya sea un estado independiente y por eso la propuesta de ERC pasa por lograr "ser más", lo que se ha conocido como ensanchar la base.

"Ser una mayoría clara no es una condición suficiente para alcanzar la independencia, pero sí que es una condición necesaria. Siendo mayoría, es muy difícil conseguir la independencia democráticacmente. Sin ser mayoría, es imposible", subrayan.

Para ello, uno de los objetivos que se marcan es superar el 50% de los votos independentistas en unas elecciones, algo que no ha ocurrido nunca y que "es una necesidad tanto puertas afuera como puertas adentro".

Sin embargo, advierten de que no es suficiente para hacer efectiva la independencia: "¿Será suficiente con superar el 50% del voto? No, de ninguna manera. Pero, cuantos más seamos, más viable será desbordar el régimen borbónico y obtener el reconocimiento internacional".

Así, Junqueras y Rovira han llamado a lograr esta mayoría "de manera sostenida, repetidamente", en todas las elecciones posibles, para que el independentismo se haga fuerte dentro de Catalunya y tenga más legitimidad.

En este sentido, una de las claves que señalan los líderes de ERC y que creen que fue una debilidad en 2017 es la diferencia territorial de los votos independentistas y el bajo porcentaje de apoyos que tiene el movimiento soberanista en el área metropolitana de Barcelona y de Tarragona: "O el independentismo es capaz de incrementar la presencia en estas ciudades o será muy difícil ganar el pulso al Estado".

Consideran que para lograrlo es necesario "asumir contradicciones y renunciar a una pureza argumental que no solo no seduce, sino que con demasiada frecuencia genera rechazo", y ha fijado la lucha del voto con el PSC en el área metropolitana de Barcelona como uno de los principales retos para hacer crecer al independentismo.

"A la gente de ERC nos obsesiona quitar votos al unionismo, no al partido independentista de al lado. Nos obsesiona sumar a gente nueva", e insisten en que no pactará con el PSC un nuevo tripartito.

PRIORIZAN EL REFERÉNDUM PACTADO

En el libro, Junqueras y Rovira sostienen que el objetivo del independentismo debe ser hacer un referéndum, ya que consideran que es lo que genera más consenso en la sociedad catalana, y reiteran que la vía pactada es "la opción que ofrece más garantías, la más sensata", aunque admiten las dificultades para que el Estado lo acepte.

En este sentido, abogan por diseñar "estrategias inteligentes a favor del referéndum", acumulando fuerzas y legitimidad, y defienden el diálogo con el Gobierno central.

VÍA UNILATERAL

Pese a que mantienen el referéndum pactado como la vía prioritaria, los líderes republicanos no descartan volver a la unilateralidad: "El Estado debe saber que su negativa a negociar un referéndum, si perdura en el tiempo, puede desembocar en una actuación unilateral del independentismo".

Para ellos, renunciar a esta vía sería renunciar a la independencia, pero advierten de que no se puede apelar a la unilateralidad de manera frívola: "Hablar de unilateralidad y de confrontación todo el día no hará un milagro".

Ante lo que tachan de gesticulación simbólica, Junqueras y Rovira apuntan que la unilateralidad solo es posible con una mayoría ciudadana e institucional sólida: "Cuanta más fuerza tengamos, más unilateralidad podremos aplicar", advierten.