18 de febrero de 2020
24 de enero de 2014

El Liceu suspende el ERE de julio y prevé equilibrar sus cuentas en 2015

Calcula un déficit de 4,7 millones esta temporada y asume que deberá prescindir de empleos

El Liceu suspende el ERE de julio y prevé equilibrar sus cuentas en 2015
EUROPA PRESS

BARCELONA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gran Teatre del Liceu ha anunciado este viernes la suspensión del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal previsto para este julio y que prevé equilibrar sus cuentas en 2015.

   En la presentación del Plan Estratégico y de Viabilidad 2014-2017, el director general, Roger Guasch, ha explicado que además el teatro tiene una deuda bancaria de 15,7 millones de euros en préstamos que deberán renegociarse, ante lo que ha constatado la buena predisposición bancaria, ya que este año la deuda con las entidades financieras se ha incrementado un 11,7%.

   El Liceu tiene una necesidad de tesorería de 16.731.000 euros para el periodo 2014-2016, en el que se contabilizan 4,7 millones de euros de déficit de la temporada 2013-2014; una deuda a proveedores de 3,9 millones; una deuda de 2,75 de IRPF, y otra de IVA pospuesto de 365.000 euros.

   Sin embargo, la previsión de Guasch es conseguir el equilibrio presupuestario en la temporada 2014-2015, ya que prevé que sea de éxito con una programación que combina la modernidad y la innovación, y en la que el teatro empezará a salir a la calle a buscar espectadores, a diferencia de ahora, que las taquillas están "muy escondidas", ha ejemplificado.

"CAMBIOS ESTRUCTURALES"

   "Como Liceu no hemos sabido reaccionar: lo tenemos que reconocer y enhebrar la aguja: necesitamos cambios estructurales", ha dicho Guasch, que también ha apuntado a una pérdida de productividad laboral, y que el equipo va más relajado que antes, ha apuntado.

   "Sabemos que tendremos que ser menos. Tenemos que ir con cuidado y hacerlo bien", ha dicho Guasch, que ha apuntado que su prioridad será salvaguardar al máximo los puestos de trabajo, pese a que seguramente habrá una reducción en número, ha pronosticado.

   Guasch ha dicho que la productividad de la plantilla, en ciertos departamentos, ha caído en picado, y ha aclarado: "Tenemos que trabajar para involucrar a todo el comité de empresa", y que su prioridad es hacer un ajuste salarial global en lugar de prescindir de puestos de trabajo.

   Además, Guasch ha avisado de que si la negociación cuenta con el apoyo del comité de empresa, "en lugar de bajar, por ejemplo 10, serán 8, porque se pueda hacer un ajuste salarial", aunque ha dicho que no se tocará ni el coro ni la orquesta.

   El director ha esgrimido que la actividad del teatro ha caído un 30% mientras que los puestos de trabajo indirectos --de servicios como marketing, comunicación, administración y recursos humanos-- se han reducido solamente en un 4,4% --de 159 a 152 trabajadores--.

   Entre los principales indicadores del teatro, el Liceu ha visto reducidos sus espectáculos de 153 a 102 títulos entre 2007 y 2013, con una disminución de espectadores que ha pasado de 264.818 a 160.811 personas, y una caída en los abonos de 22.165 a 15.509.

   Sin embargo, el mecenazgo ha crecido estos años pasando de 110 mecenas a 138, aunque se trabajará para que todos ellos aporten la mayor capital.

   El presidente del Patronato del Liceu, Joaquim Molins --que también ha estado en la rueda de prensa, junto al director de Comunicación y Relaciones Institucionales, Joan Corbera-- ha explicado que el Plan Estratégico y de Viabilidad se aprobará definitivamente el 21 de febrero, cuando se le dotará de contenido más preciso.

   Servirá para salir del "bache" en que está el Liceu y devolverle la credibilidad y sostenibilidad, ha añadido.

'PORGY AND BESS'

   El teatro programará en julio la ópera 'Porgy and Bess', de George Gershwin en diez funciones en julio, en una producción de Cape Town Opera.

   "No somos elitistas y esto tenemos que comunicarlo", ha dicho Roger Guasch, que prevé para la próxima temporada alguna ópera contemporánea, así como algún título con riesgo a precios bajos.

   Sobre el próximo director artístico, ha dicho que le interesa que "sepa trabajar en equipo, es un momento de equipo", y ha avanzado que este cargo deberá asumir también la producción de los espectáculos, antes en otro departamento.