2 de marzo de 2021
25 de junio de 2014

Mas-Colell aplicaría los tipos más bajos de España

El PP define al Govern como "tragaperras" y Mas-Colell al Estado como 'ahogaautonomías'

Mas-Colell aplicaría los tipos más bajos de España
EUROPA PRESS

   BARCELONA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ha retado este miércoles al Gobierno a transferir a la Generalitat toda la gestión tributaria.

   A cambio, ha garantizado que podría aplicar los tipos más bajos en los impuestos de toda España.

   "Apoye mi petición para que tengamos el control de todos los impuestos, y yo le garantizo los tipos más bajos de España", ha recalcado en respuesta a una interpelación sobre las medidas fiscales para reactivar el consumo, la inversión y el empleo del diputado del PP en el Parlament, José Antonio Coto.

   Tras la reforma fiscal planteada por el Gobierno central, Coto ha reprochado la política de impuestos de la Generalitat y ha acusado a Mas-Colell de haber creado 30 nuevas tasas, de haber recuperado parte del impuesto de Sucesiones, de impulsar tres nuevos impuestos --sobre la aviación comercial, energía eléctrica y la industria--, y de querer crear tres más sobre el ADSL, pisos vacíos y bebidas azucaradas.

   Además, el diputado popular ha acusado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de liderar un Govern "tragaperras porque tiene los impuestos más elevados de España", y ha emplazado al conseller a no aumentar los impuestos sobre los que tiene competencia y a situar sus tipos en la media del conjunto del resto de comunidades, al margen de lo que les dicte ERC.

   "Si somos tragaperras, podríamos calificar al Gobierno como "ahogaautonomías", le ha replicado el conseller, que ha lamentado no tener una 'hacienda propia' para poder actuar sin depender de la incertidumbre de lo que hará el Estado.

   Para Coto, Mas-Colell ha convertido Catalunya en un "infierno fiscal" porque sitúa los tipos de los impuestos en los más elevados de España, y en el caso del IRPF en el más alto de Europa, y le ha replicado que no tiene sentido que acuse al Gobierno de ahogar a las autonomías cuando el PP gobierna en gran parte de ellas.

   Sin embargo, el conseller ha asegurado que las autonomías gobernadas por los populares se quejan en privado y no en público de ello, y ha remarcado que el Gobierno central se comporta con una "imprudencia temeraria", presentando una propuesta de reforma fiscal de la que ha cuestionado su grado de progresividad, su magnitud y el mensaje que envía a la comunidad internacional.

COMO LOS 400 EUROS DE ZAPATERO

   En su opinión, el Estado plantea esta rebaja fiscal sin saber los efectos que tendrá sobre los ingresos, lo que considera que es empezar la casa por el tejado: "Cuando se juzgue más adelante se puede ver como lo de los 400 euros de José Luis Rodríguez Zapatero. Antes de unas elecciones se hacen regalitos fiscales. El tiempo dirá".

   Ha alertado así de que la reforma fiscal del Gobierno puede poner en peligro los servicios públicos, y como éstos recaen sobre las comunidades, acabará sufriendo la financiación autonómica.

Para leer más