24 de octubre de 2020
20 de diciembre de 2010

Mas defiende una "transición nacional" de Catalunya basada en el derecho a decidir

Mas defiende una "transición nacional" de Catalunya basada en el derecho a decidir
CIU

Modificará la Ley de Consultas para eliminar la intervención Estatal

BARCELONA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El líder de CiU y futuro presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha apostado este lunes por que Catalunya inicie una "transición nacional" basada en el derecho a decidir, alegando que la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut ha enterrado cualquier posibilidad de una España plurinacional.

En su discurso de investidura ante el Parlament, ha sostenido que España ha demostrado que quiere seguir siendo "una sola nación con un solo Estado", y ha pronosticado que no parece tener intención de cambiar de actitud.

Por ello, Mas ha emplazado al resto de España a entender también que Catalunya "no decaerá" en la defensa de su autogobierno y de sus libertades, por lo que ha llamado a los catalanes a iniciar una transición que les lleve hacia un nuevo camino.

El futuro presidente ha fijado alcanzar un nuevo modelo de financiación para Catalunya como "el gran reto" para los próximos años, para lo que ha pedido la implicación de todos los partidos, los agentes sociales, la sociedad civil y una gran mayoría de los ciudadanos.

PRESIÓN EN MADRID

Mas ha desgranado los pasos para lograr un nuevo sistema de financiación cercano al concierto económico, que pasan por conseguir un amplio consenso en Catalunya que permita plantear la propuesta de forma unitaria tras las elecciones generales de 2012, y, si es necesario, "condicionar la política de estabilidad y gobernabilidad en Madrid a la consecución del pacto fiscal".

Durante su discurso, ha asegurado también que será necesario modificar la Ley de Consultas de la pasada legislatura, para "facilitar la participación ciudadana sin necesidad de intervención de los poderes públicos estatales".

El líder de CiU ha advertido, sin embargo, de que los aspectos sobre los que se ejerza el derecho a decidir deben sustentarse en amplias mayorías, para dotarlos de legitimidad y fuerza e impedir la división de la sociedad en dos mitades.

Mas, que ha dejado para el último tramo de su discurso el eje nacional, ha defendido las raíces democráticas del derecho a decidir, por lo que ha cuestionado que "ningún demócrata" pueda oponerse.

La defensa ferviente del concierto económico realizada por Mas y su apuesta por el derecho a decidir dificultan que el PP pueda facilitar su investidura absteniéndose en la segunda vuelta, puesto que la presidenta popular, Alícia Sánchez-Camacho, le había reclamado aparcar las propuestas identitarias para poder investirle.