12 de julio de 2020
3 de junio de 2009

Mas pide a los catalanes que no vuelvan a creerse las promesas que haga Zapatero mañana

GIRONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CiU, Artur Mas, pidió hoy al pueblo de Catalunya que no vuelva a creerse las promesas que mañana haga el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su visita a Barcelona.

En un mitin ante unas 400 personas en el Teatre Municipal de Girona, recordó que hace cinco años prometió el traspaso del Castillo de Montjuïc, y al final "lo ha traspasado con la bandera española y con Montilla haciendo de subordinado de la ministra de Defensa". "Yo pido al pueblo de Catalunya que cuando Zapatero prometa cosas, no se crea nada; porque si se lo vuelven a creer, volverán a ser engañados", advirtió.

Mas hizo un llamamiento para no delegar el voto de Catalunya en los partidos que después utilizan este apoyo como un "bumerán" en contra de los catalanes. Remarcó que la primera vez que una persona engaña a otra es culpa del primero, pero la segunda ya es culpa del que se deja engañar. "Y me lo aplico a mí mismo", añadió.

"Ahora los catalanes tienen la obligación y posibilidad de tomar nota de lo que ya pasó, y rectificar, porque rectificar es de sabios", reclamó Mas, que instó a "rendir cuentas con aquellos que prometieron tanto" y luego no cumplieron.

Continuando con los reproches a los socialistas, también recriminó a Zapatero que ahora hable de un nuevo modelo económico y diga en Andalucía que ese modelo comenzará por esa comunidad, cuando nunca un territorio "fuertemente subvencionado" ha servido de motor económico.

En cambio, aseguró que si algún territorio puede ser paradigma de recuperación económica es Catalunya. "Si alguien puede ser máquina es Catalunya, pero se debe engrasar", dijo el líder de CiU. Aunque argumentó que Catalunya no será motor por las promesas de Zapatero, sino gracias a su tradición empresarial y a las ganas de trabajar de sus ciudadanos, porque tiene una capacidad de recuperación propia al estar acostumbrada a no depender tanto del Estado y a valerse por si misma.

Mas cargó también contra la "España plural" de Zapatero, que conserva la circunscripción electoral única, cuando ni siquiera lo hace la "centralista y jacobina Francia". De hecho, subrayó que creer en este modelo de España sería declarar un Estado con cuatro lenguas oficiales, también el catalán, el vasco y el gallego, para que fueran oficiales también en Europa.

El candidato de CiU a las europeas, Ramon Tremosa, estuvo presente en el mitin a través de un vídeo grabado, porque tuvo que viajar a Madrid para participar en el debate electoral de TVE. En su intervención, Tremosa recordó que los catalanes no tienen Estado, ni ministros ni comisarios que les representen directamente, por lo que pidió un "sobreesfuerzo" para tener voz directa y propia, y no subordinada.

El número dos de CiU a las europeas, Salvador Sedó (UDC), subrayó que la federación no es "marca blanca, sino marca de calidad y marca propia", y tiene una denominación de origen, que no es otra que Catalunya.