16 de enero de 2021
26 de agosto de 2018

Médicos de zonas costeras catalanas lamentan "sobrecarga" durante este verano

Médicos de zonas costeras catalanas lamentan "sobrecarga" durante este verano
GENCAT - ARCHIVO

El CatSalut reconoce falta de profesionales como problema atemporal

GIRONA, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

Profesionales de centros de salud de la costa catalana lamentan que sufren "sobrecarga" durante el verano porque el aumento de pacientes que provoca el turismo se suma a problemas estructurales, como la falta de plazas sin cubrir de algunas especialidades, y a que algunas vacaciones no se cubren, según han informado fuentes sindicales de centros de las provincias de Girona y Tarragona a Europa Press.

Delegados de Metges de Catalunya (MC) han atribuido a la "precariedad" y falta de atractivo de algunas plazas el hecho de que no se cubran, así como cierta fuga de médicos jóvenes que encuentran en otros países mejores condiciones, y han lamentado que esta situación aumenta la carga de los trabajadores de los centros.

Fuentes de la Conselleria de Salud han explicado a Europa Press que en el Servei Català de la Salut (CatSalut) y el Insitut Català de la Salut (ICS) no consta malestar ni se han detectado "excesivas problemáticas", y se han realizado todas las contrataciones anunciadas en el refuerzo de verano, con 481 profesionales equivalentes, 180 más que el año anterior, y gran parte en Girona, donde la Corporació de Salut del Maresme i la Selva garantiza que no ha quedado ningún servicio sin cubrir.

La administración catalana ha admitido que pueden darse casos puntuales por problemáticas atemporales, como la falta de profesionales en algunas especialidades, lo que será uno de los puntos "importantísimos" que abordará la consellera, Alba Vergés, en una cumbre que celebrará con el sector en septiembre.

Sobre la contratación de verano, el presidente del Sector Primaria ICS de MC, Javier O'Farril, lo ha considerado un "falso refuerzo" porque asegura que a la práctica sirve para cubrir algunas vacaciones no sustituidas, sin llegar a la totalidad --y no el aumento de pacientes-- en centros en los que en verano se llegan a 200 visitas los sábados en los que habitualmente hay 150, lo que provoca estrés en plantillas que considera mermadas.

Ha visto falta de planificación en atención primaria, partiendo de las plazas que se ofertan en el MIR, que no cubren el personal que se jubila, y hasta un "presupuesto muy bajo" en comparación con el hospitalario, lo que afecta también a la labor de prevención.

HOSPITALES

En los hospitales de Girona se han percibido menos cierres de camas y quirófanos, pero en el caso del Hospital Josep Trueta de Girona, delegados de MC han explicado que hay 11 camas cerradas en plantas --una de la unidad de ictus, y en algunas se aprovecha para hacer mantenimiento--.

Han alertado de que en septiembre pueden darse más afectaciones en quirófanos porque por falta de anestesiologos solo funcionarán cuatro o cinco en las tres primeras semanas y seis en la cuarta, y las fuentes consultadas por Europa Press han lamentado que las plazas están ofertadas pero no se han cubierto.

En el Hospital de Palamós, fuentes sindicales del centro han explicado que están algo mejor en urgencias que en otros años, manteniendo los módulos de refuerzo en verano que se recuperaron en 2017, aunque los han visto "insuficientes" en el calendario, siendo solo en julio y agosto, y ven falta de profesionales en atención primaria de la zona.

"CRÓNICAMENTE BAJO MÍNIMOS"

En el Hospital de Blanes, fuentes de la sección sindical de MC han explicado que se ha reducido mucho la actividad quirúrgica de traumatología programada, y que en número de trabajadores están "crónicamente bajo mínimos", con condiciones asistencialmente duras --sobre todo en Urgencias-- que se suman a que no se cubren algunas plazas.

En Tarragona, fuentes sindicales han explicado que el Hospital Joan XXIII cierra en verano 50 camas y entre cuatro y seis quirófanos, pero desde la Conselleria se ha asegurado que en realidad son "menos camas", y aunque no cuentan con la cifra exacta, han observado que hay una disponibilidad media del 81% entre julio y septiembre, que puede incrementarse según la necesidad.