21 de enero de 2020
  • Lunes, 20 de Enero
  • 14 de diciembre de 2019

    La metrópolis de Barcelona alerta de que la regresión de su zona litoral afecta a zonas urbanas y protegidas

    El AMB ultima su estudio sobre el estado de las playas y planteará cómo actuar ante los daños

    La metrópolis de Barcelona alerta de que la regresión de su zona litoral afecta a zonas urbanas y protegidas
    Playa de Gavà tras un temporal de lluvia y viento - AMB

    BARCELONA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La regresión general del litoral de la metrópolis de Barcelona amenaza áreas urbanas y zonas protegidas y continúa reduciendo la superficie de las playas de toda la costa metropolitana, y al Delta del Llobregat de forma más intensa y puntual, como en los municipios de Gavà y Viladecans, que se ven especialmente afectados por los temporales.

    El servicio de playas del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) está realizando estudios previos, en este caso centrados en el Delta del Llobregat, que se presentarán este 16 de diciembre en Gavà, y que serán una radiografía de la situación actual de las playas y las posibles acciones que se plantean para minimizar las afectaciones y daños.

    Ante esta situación, el coordinador de Servicios de Promoción y Conservación del AMB, Jordi Bordanove, ha explicado que infraestructuras costeras como puertos y espigones; la reducción de sedimentos aportados por los ríos; la canalización de arroyos y la urbanización han afectado a los procesos de regeneración natural de estos espacios.

    "El cambio climático, con temporales cada vez más fuertes y frecuentes, y las elevaciones del nivel del mar y los cambios en los vientos dominantes son otros factores que se suman al fenómeno", y ha cifrado en 45.000 metros cúbicos la reducción de la playa de Gavà y en 40.000 la de Viladecans entre 2013 y 2017.

    La gestión del litoral metropolitano, una parte imprescindible de la infraestructura verde y azul, se comparte entre distintos organismos y administraciones públicas y el AMB se encarga de las playas en el ámbito de la limpieza, la gestión y mejora de las dunas, y a la dotación y mantenimiento de mobiliario y equipamientos junto a los ayuntamientos metropolitanos.

    En el Delta del Llobregat se constata que las actuaciones derivadas de la declaración de impacto ambiental de la ampliación del Puerto de Barcelona (100.000 metros cúbicos anuales) "no están cumpliendo su función" por distintos factores, entre los que destaca la granulometría de la arena, cada vez más fina, que hace que las aportaciones no sean estables.

    LA IMPORTANCIA DE LAS DUNAS

    El geólogo e ingeniero y técnico de playas metropolitanas, Daniel Palacios, ha explicado que las dunas son reservas de arena que a menudo mitigan e impiden los efectos de los temporales, del oleaje y de la elevación del nivel del mar y que, además, son el hábitat de distintas especies animales y vegetales autóctonas.

    Así, entre los años 2014 y 2018 se han realizado intervenciones en las dunas de los municipios de Castelldefels, Gavà, Viladecans y el Prat de Llobregat y, en total, se ha trabajado sobre más de 12 kilómetros de frente dunar, en los que se han construido dunas nuevas y se han reforzado las existentes.

    Estas actuaciones, estructuradas en cuatro fases y en las que el AMB ha invertido 255.900 euros, también incluyen la retirada de vegetación invasora y la plantación de especies de duna, con el objetivo de aumentar la biodiversidad vegetal, así como la señalización de estas zonas para una mejor conservación y para concienciar a los usuarios de su importancia.

    "La situación es complicada y hay zonas del litoral metropolitano que han sufrido mucha regresión, pero estamos trabajando en un plan de estabilización de las playas metropolitanas para afrontarlo con medidas correctoras a largo plazo para mantener y recuperar el litoral", como espigones sumergidos o emergidos, entre otros.

    PLAYAS MÁS AFECTADAS

    Las playas con los problemas de regresión más importantes se encuentran en Montgat, que prácticamente ha perdido el 75% de las playas: Toldos, Monsolís y Can Tano; Badalona, con grandes pérdidas de arenas en las playas de Barca Maria, Estació, Patins a Vela, Pescadors y la Móra, y finalmente, el Prat de Llobregat pierde por completo la playa Naturista cuando hay oleaje.

    También destaca la fuerte erosión de la playa del Remolar, en Viladecans, donde ha desaparecido la playa seca y una parte de las dunas; las inundaciones de grandes extensiones en la playa de Baixador y parte de Lluminetes, en Castelldefels, y el estrechamiento progresivo de la playa al norte de Gavà mar, lo que genera un fuerte desnivel en el límite con los equipamientos instalados.

    PLAYAS CON FUTURO

    Este lunes se celebrará en Gavà una jornada técnica sobre estabilización de playas del Delta del Llobregat en la que se presentarán los datos y herramientas implicadas en el presente y futuro de esta zona del litoral metropolitano, especialmente en las playas de este municipio.

    También se ofrecerá una mirada sobre el impacto socioeconómico de las playas metropolitanas y se presentarán los estudios previos de estabilización de la playa de Gavà, en una jornada que abrirán la alcaldesa de la localidad, Raquel Sánchez; el gerente del AMB Ramon Torra y la jefe de la Demarcación de Costas en Catalunya del Ministerio de Transición Ecológica, Maria Toledano.