21 de enero de 2020
  • Lunes, 20 de Enero
  • 7 de diciembre de 2019

    La metrópolis de Barcelona cifra en 16 millones el ahorro ciudadano en la tarifa del agua para 2020

    El AMB también modificará la tarifa social para pasar de 18.000 a 54.000 familias con bonificación

    La metrópolis de Barcelona cifra en 16 millones el ahorro ciudadano en la tarifa del agua para 2020
    Grifo, agua - EUROPA PRESS

    BARCELONA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El descenso del 4,95% en la tarifa del agua potable que entrará en vigor el 1 de enero de 2020, prevé beneficiar a 1,5 millones de usuarios de los 23 municipios metropolitanos gestionados por Aigües de Barcelona, Empresa Metropolitana del Cicle Integral de l'Aigua (Abemcia) y que la ciudadanía pague en 2020 unos 16 millones de euros menos.

    El pleno del Consell Metropolità del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) lo aprobó definitivamente el pasado 29 de octubre, después que se rebajara el gasto formulado por la empresa en diferentes partidas del servicio, como la energía eléctrica, las asesorías, los trabajos de mantenimiento para terceros y partidas de publicidad.

    A efectos prácticos, la ciudadanía pagará en 2020 aproximadamente casi 32 millones de euros menos de lo que habrían de pagar si no se hubiesen corregido los excesos tarifarios desde el 2015 y, teniendo en cuenta el IPC acumulado desde 2015, el ahorro ciudadano será de 51,5 millones de euros el año 2020.

    El vicepresidente de Medio Ambiente AMB, Eloi Badia, ha explicado que "el AMB consigue así no sólo detener y revertir los aumentos de tarifas propuestos en los últimos años por Aigües de Barcelona, sino garantizar que la ciudadanía pague un precio más justo por un servicio básico como el agua".

    Los municipios beneficiados por esta medida y con gestión del agua por parte de la empresa concesionaria, Abemcia son Badalona, Barcelona, Begues, Castelldefels, Cerdanyola del Vallès, Cornellà, Esplugues, Gavà, L'Hospitalet, Montcada i Reixac, Montgat, Pallejà, el Papiol, Sant Adrià de Besòs, Sant Boi, Sant Climent, Sant Feliu, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern, Santa Coloma de Cervelló, Santa Coloma de Gramenet, Torrelles y Viladecans.

    TARIFACIÓN SOCIAL

    Además de la rebaja de la tarifa, también se modifican las condiciones para acceder a la tarifación social, a la que ya se acogen 18.000 familias, y que prevé llegar hasta las 54.000 con los cambios en el criterio.

    Con la tarifación actual, si se toma como referencia a un usuario con un consumo de nueve litros cúbicos mensuales, éste ciudadano pagaría 15,36 euros al mes por el servicio, mientras que la tarifa social reduciría este precio hasta los 12,53 euros mensuales.

    Con los cambios de la tarifa para 2020, este mismo usuario pagaría 14,75 euros al mes sin ayudas, y, en el caso que se acogierá a la bonificación, tendría que abonar 7,38 euros al mes.

    Estas bonificaciones en el recibo del agua, contemplan criterios de tarifación social que tienen en cuenta la capacidad económica de las personas y la progresividad ecológica, y que contemplan situaciones como encontrarse en paro, percibir la pensión mínima, que en una vivienda convivan más de tres personas, y demostrar un grado de minusvalía igual o superior al 75%.

    REDUCCIONES ACUMULADAS

    Badía ha recordado que las reducciones en la tarifa acumuladas desde el año 2015 suman un 9%, y se enmarcan en la línea de sucesivas rebajas de los últimos años: en 2016 la tarifa bajó un 2,4%; en febrero de 2018, el AMB, junto con el consorcio Besòs-Tordera y la Federació de Municipis de Catalunya, se opuso al acuerdo de la Agencia Catalana del Agua (ACA) , que proponía un 11,8% de incremento.

    En marzo de 2018, el AMB rebajó la tarifa a la metrópoli por segunda vez en dos años, rechazando la propuesta de aumento de Aigües de Barcelona (3,7%) y aprobando una rebaja del 1,65%, mientras que en noviembre de 2018, Aigües de Barcelona propuso, por tercera vez, un aumento, en este caso del 4,1%.

    El AMB, tras detectar en las cuentas de la empresa del orden de 31 millones de euros de ingresos superiores a los previstos, rechazó de nuevo este aumento, y tomó el compromiso de revisar el Acuerdo Marco del contrato, para determinar el origen del desequilibrio, y en enero de 2019, la empresa presentó, de cara al 2020, una nueva tarifa con un decremento del 3,9%, así como la congelación tarifaria durante el 2019.