25 de marzo de 2019
  • Domingo, 24 de Marzo
  • 7 de noviembre de 2010

    Miles de fieles saludan al Pontífice en las calles de Barcelona

    BARCELONA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Miles de católicos, enarbolando banderas del Vaticano y procedentes de toda España, han seguido el recorrido del Papa Benedicto XVI por las calles de Barcelona en dirección a la Sagrada Familia, en un recorrido de apenas veinte minutos y en el que se han extremado las medidas de seguridad.

    El Papamóvil ha partido del Arzobispado de Barcelona pasadas las nueve de la mañana en un recorrido que inicialmente estaba previsto de media hora por la Via Laietana y la calle Diputación hasta la calle Marina, para enfilar el templo expiatorio, donde el Pontífice dedica al culto el templo de Antoni Gaudí.

    El recorrido apenas ha dado lugar a improvisaciones y a diferencia de Santiago de Compostela, donde el Pontífice se detuvo para bendecir a varios bebés, en esta ocasión el Papamóvil ha hecho el recorrido de un tirón e incluso el Pontífice no ha bajado la ventanilla del vehículo.

    En el interior del Papamóvil iban junto al Papa su secretario personal, Georg Gaenswein, y el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, en un vehículo flanqueado por su guardia personal Suiza y un estricto cordón de seguridad de furgonetas y coches de la polícia.

    El Pontífice ha avanzado en medio de los vítores de los asistentes, que formaban una fina y larga hilera durante todo el recorrido, en el que no ha faltado público en los balcones. A pesar de los nubarrones, finalmente no ha aparecido la lluvia.

    TESTIGOS

    El paso del Papamóvil por la esquina entre las calles Marina y Valencia ha sabido a poco a los que lo veían por primera vez, sobre todo a inmigrantes latinoamericanos afincados en Barcelona que iban provistos de múltiples cámaras fotográficas para inmortalizar el momento.

    Las banderas de Argentina, Chile y Venezuela sobresalían en ese punto entre las del Vaticano, con la imagen del Papa y la Sagrada Familia, y las banderas catalanas y españolas.

    Se han congregado fieles llegados de Madrid, Alicante y Perpignan. "Somos adictos al Papa", ha confesado una madrileña que se ha hecho llamar Santa Teresita de Jesús. Los fieles han pedido al Papa que tengan salud y alguno también que la gente sea "más buena".

    Entre los barceloneses de mayor edad presentes en este tramo del recorrido había quienes repetían espera como ya hicieron en la visita de Juan Pablo II en 1982.

    Los jóvenes movilizados por parroquias, entidades y colegios religiosos han despertado a los congregados con consignas como 'Viva el Papa' y 'Yo sí te espero', y algunos dicen guardar ya fuerzas para la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Madrid en 2011.

    PLAZA DE LA MONUMENTAL

    En la plaza de toros de la Monumental de Barcelona, donde en su interior seguirán la homilía 14.000 fieles, los asistentes en el exterior coreaban lemas como "Som el teu jovent" y "emPapate",

    Dos chicas, Marta y Alba, han venido de Albacete, y esta noche han dormido en un colegio. "No esperábamos tener que pelear tanto ayer, en la catedral fue muy violento, nos insultaron", pero han celebrado que pudieron ver y recibir al Papa.

    Antes de que pasara el Papamóvil, han pasado cinco autobuses con los cardenales y los niños empezaban a aplaudir pensando que era el Papa, lo que contrastaba con unos jóvenes que se manifestaban en contra de la visita del Pontífice.

    SALIDA DEL PALACIO ARZOBISPAL

    El Papa Benedicto XVI ha iniciado pasadas las nueve de la mañana su recorrido con Papamóvil desde el Palacio Arzobispal de Barcelona, donde ha dormido.

    Centenares de católicos, la mayoría jóvenes y procedentes de todos los rincones de España, algunos de los cuales han pasado la noche a la intemperie, se han agolpado cerca del estricto cordón de seguridad en la Avenida de la Catedral tras haber bailado y cantado durante las horas previas para celebrar la estancia del Pontífice a la ciudad.

    Para leer más