16 de noviembre de 2019
14 de octubre de 2019

Miles de pasajeros se amontonan en el interior de la T1 del Aeropuerto de Barcelona

Algunos esperan porque no saben cómo llegar hasta la ciudad y otros porque les han cancelado los vuelos

Miles de pasajeros se amontonan en el interior de la T1 del Aeropuerto de Barcelona
Miles de pasajeros se amontonan en el interior de la T1 del Aeropuerto de BarcelonaDAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

EL PRAT DE DE LLOBREGAT (BARCELONA), 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Miles de pasajeros, entre 6.000 y 8.000 según fuentes policiales, se amontonan en el interior de la Terminal 1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, después de que hayan aterrizado y no sepan cómo llegar a la ciudad o que les hayan cancelado sus vuelos, según ha podido comprobar Europa Press con diversos testimonios.

Muchos de ellos se encuentran esperando en la planta de llegadas del Aeropuerto de Barcelona, algunos sentados en sillas y otros en el suelo, aunque también hay muchas personas en la planta de las salidas, y hay largas colas en cafeterías y restaurantes.

La gente en el interior de El Prat no sabe qué está pasando en el exterior, donde hay miles de concentrados y se han dado algunas cargas policiales, y tampoco encuentran información de los medios de transporte con los que llegar a Barcelona.

Sergio, que estudia Ingeniería Mecánica en Barcelona, ha aterrizado en El Prat desde Cochamba (Bolivia) sobre las 17.30 horas y ha llamado a sus familiares para avisar de que no le vinieran a buscar porque "no hay manera de salir".

Andrés ha venido a Barcelona por trabajo desde Santiago de Chile (Chile) y ha llegado a El Prat a la 13.40 horas, momento en el que aún había taxis, pero que no ha podido coger porque estaba haciendo las gestiones después de que su maleta se haya quedado en Bogotá (Colombia), donde ha hecho escala.

Maribel y Juan, que son de Alcañiz (Teruel) y viajan con tres niños desde París, están tumbados en el suelo al lado de los restaurantes en la planta de salidas a la espera de que les vengan a buscar en coche.

También hay pasajeros a los que les han cancelado sus vuelos, como Nicole, que tenía que volar a Bruselas (Bélgica) para empezar mañana en su nuevo trabajo como arquitecta y a quien han comunicado quince minutos antes de que su vuelo no saldría.