18 de junio de 2019
  • Lunes, 17 de Junio
  • 8 de noviembre de 2010

    Montilla contempla gobernar en minoría como lo hizo CiU en anteriores legislaturas

    Cree que el PSC puede tener voto oculto "como en otros momentos" lo tuvo el PP

    Montilla contempla gobernar en minoría como lo hizo CiU en anteriores legislaturas
    EP

    BARCELONA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Generalitat y candidato a la reelección, José Montilla, ha contemplado este lunes la posibilidad de que el PSC gobierne en minoría tras las elecciones autonómicas de noviembre, y ha recordado que algunos ejecutivos del ex presidente Jordi Pujol ya gobernaron así en anteriores legislaturas.

    Montilla ha abierto la puerta a esta fórmula de gobierno porque, previendo que ningún partido logrará la mayoría absoluta en los comicios, los socialistas descartan reeditar el tripartito, y rechazan un gobierno de coalición con CiU porque, según dicen, no se dan las condiciones para hacerlo.

    "Hubo legislaturas en que la propia CiU gobernó sin mayoría absoluta. El Gobierno de España tampoco tiene mayoría absoluta, ni ahora ni en los pasados cuatro años. No es necesario tener mayoría absoluta para gobernar en solitario" ni en Catalunya ni España, ha asegurado en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press.

    Montilla ha criticado la deriva soberanista que, a su juicio, está tomando CiU de la mano de su líder, Artur Mas, y se ha mostrado sorprendido porque la derecha española vea la victoria de CiU como "una gran noticia" pese a su apoyo a posicionamientos independentistas.

    "La CiU de Artur Mas poco tiene que ver con la CiU de Jordi Pujol", ha advertido.

    VOTO OCULTO

    El presidente de la Generalitat ha considerado la posibilidad que su partido tenga una bolsa de "voto oculto" en la sociedad que no se refleje en las encuestas y que, por lo tanto, el PSC pueda obtener mejores resultados de lo que auguran las previsiones.

    "Es posible que haya voto oculto en estos momentos como en otros momentos de la historia lo tuvo en Catalunya también el PP", ha sentenciado el presidente.

    "No me abono a que las elecciones ya se hayan celebrado. Las espadas están en alto. El partido todavía se está jugando", ha concluido en referencia a que las encuestas señalan una victoria electoral de su principal adversario, Artur Mas.