26 de marzo de 2019
  • Lunes, 25 de Marzo
  • 5 de mayo de 2010

    Montilla defiende la vigencia y legitimidad del texto

    BARCELONA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Generalitat, José Montilla, defendió hoy la plena constitucionalidad del Estatut de Catalunya, su vigencia y legitimidad, y subrayó la situación "anómala" en la que se encuentra el Tribunal Constitucional (TC) para desarrollar sus funciones y dictar sentencia.

    En un artículo publicado en 'El País' recogido por Europa Press, Montilla aseguró que defender el Estatut es "defender la ley" y la voluntad democrática de los catalanes, y remarcó el alto grado de consenso que suscitó la resolución aprobada en el Parlament.

    Afirmó que esta resolución traslada al Congreso y al Senado la "urgente e inexcusable necesidad" de cubrir la vacante en el TC producida por la defunción de uno de sus miembros y de desbloquear la designación de otros cuatro.

    La resolución también asegura que, tras cinco intentos fallidos de dictar sentencia, el TC "no está en condiciones" de ejercer las tareas que constitucionalmente tiene asignadas y acuerda promover todas las acciones legales para que el tribunal se declare incompetente. Por ello, propone a los grupos parlamentarios catalanes en el Senado que impulsen una propuesta de reforma de la ley del TC.

    Montilla aseguró que no pide que "se cambien las reglas de juego, sino que se cumplan", y tampoco es una forma de "presionar" al TC. Dijo que señala la "severa anomalía" en la que se encuentra el TC, con cuatro miembros que acabaron su mandato hace más de dos años y con otro integrante recusado.

    Para él, esta situación impide que el Alto Tribunal "pueda desarrollar con normalidad institucional sus funciones", por lo que reclamó que esa normalidad sea "restaurada" y su decisión, sea cual sea, "pueda ser aceptada con naturalidad".

    "No se trata tan sólo de la defensa del Estatut, sino de la defensa de una interpretación de la Constitución en la que sigamos cabiendo todos los que luchamos por ella, la defendimos y la aprobamos", reclamó.

    Dijo que el PP justificó su recurso contra el Estatut en el "riesgo de ruptura" que, según el partido, contenía el texto, pero que su plena y normal vigencia "debieran bastar para desmontar tan falso argumento".

    Para Montilla, el Estatut "no solo no ha roto España, sino que ha supuesto un importante referente" para otras CC.AA. en la reforma de sus propios estatutos.

    El presidente de la Generalitat afirmó que la sentencia más importante en los 30 años de vida del TC no debe ser dictada en una situación tan "anómala" y remarcó que su imparcialidad está "seriamente cuestionada". "No hay sentencia que pueda juzgar los sentimientos de los ciudadanos de Catalunya ni su voluntad, todavía mayoritaria, de desarrollar su autogobierno en el marco de una España constitucional", subrayó.

    Afirmó que lo que está en crisis no es el prestigio de una institución, sino "el sentido y el alcance del pacto constitucional". "Catalunya ha hablado y España no puede hacer oídos sordos ni callar. Hay demasiado en juego", concluyó.