10 de diciembre de 2019
25 de junio de 2009

Montilla destaca que hay un 30% más de investigadores en Catalunya que hace cinco años

BADALONA (BARCELONA), 25 Jun. (EUROPA PRESS) - El presidente de la Generalitat, José Montilla, remarcó hoy la apuesta estratégica de futuro del Govern en innovación, y constató que actualmente trabajan en este sector 45.000 investigadores, un 30 por ciento más de los 33.000 de hace cinco años.

Durante la inauguración del Instituto de Medicina Predictiva y Personalizada del Cáncer (IMPPC) en Badalona, afirmó que está previsto que del 1,5 por ciento actual del Producto Interior Bruto (PIB) catalán dedicado a investigación, desarrollo e innovación, se pase a un 3 por ciento en diez años. Esta apuesta "estratégica" por la biomedicina del futuro servirá para sentar las bases del crecimiento económico en los próximos decenios y "ayudará" a sortear los efectos negativos de la actual crisis.

Catalunya será una comunidad donde el conocimiento y el talento tengan un papel "central y básico", vaticinó, y recordó que además de Manuel Perucho, procedente de Estados Unidos y director del IMPPC, otros investigadores de reconocido prestigio como Joan Massagué trabajan actualmente en este campo.

A la inauguración del IMPPC, un edificio de tres plantas y 3.000 metros cuadrados ubicado en el entorno del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, también asistieron el conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, y la consellera de Salud, Marina Geli, entre otras personalidades.

El IMPPC es fruto del trabajo realizado desde 2006, ha contado con un presupuesto original de unos 8 millones de euros, y a pesar de comenzar a funcionar con 9 grupos de investigación y 39 personas en plantilla, está previsto que cuando se encuentre a pleno rendimiento hasta 20 grupos y 150 investigadores puedan desarrollar sus proyectos.

La aspiración es llegar a tratar el cáncer de manera personalizada y preventiva, lo que supondría una revolución en el modelo oncológico actual, si bien por el momento se trabajará en algunos casos concretos de cánceres gastrointestinales.

Perucho señaló el "reto" personal que supone para él contribuir al nacimiento de un nuevo paradigma en la medicina, como sería la futura predicción de una enfermedad como el cáncer incluso en el momento de nacer y por tanto su tratamiento de forma preventiva y personalizada. Aún así recordó que se trata de investigaciones a muy largo plazo cuyos resultados solo se podrán apreciar dentro de años.

El director del IMPPC comparó la posibilidad de sufrir algún tipo de cáncer con una "lotería indeseable" en la que su trabajo será intentar calcular cuántos "boletos" posee cada individuo con el objetivo de "reducir" el número de ellos que están en juego o "incluso invalidar alguno", todo a partir de los "espectaculares" avances tecnológicos y de conocimiento en el campo de la biología.