18 de abril de 2019
27 de febrero de 2010

Montilla destaca el "nivel sanitario" de Catalunya en la inauguración del Hospital Sant Joan Despí

SANT JOAN DESPÍ (BARCELONA), 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, destacó hoy el "nivel" del sistema sanitario de Catalunya que atribuyó al trabajo que desarrollan sus profesionales que son "el gran activo de la sanidad catalana". Montilla hizo estas manifestaciones durante la inauguración del Hospital Sant Joan Despí-Moisès Broggi.

El acto contó con la presencia de la ministra de Defensa, Carme Chacón; de la consellera de Salud, Marina Geli; y de los alcaldes de los once municipios a los que el centro dará servicio, además de numerosos representantes de la sociedad civil del Baix Llobregat que durante años han reivindicado la construcción del hospital.

También estuvo presente Moisès Broggi, el cirujano que ha dado nombre al hospital. A sus 102 años, Broggi que afirmó que es "un honor" ver su nombre en la fachada del centro sanitario.

En su discurso, Montilla manifestó que las ciudades del entorno de Barcelona "hace mucho tiempo que han dejado de ser las muletas de la gran ciudad porque ha habido ayuntamientos que han trabajado para transformarlas". El presidente aseguró que en esta zona las transformaciones "se han notado mucho porque seguramente en ningún otro municipio había tantas deficiencias".

El presidente catalán explicó que el nuevo hospital es "una pieza más" del sistema sanitario catalán que tiene como "gran activo" a sus profesionales que hacen que "nuestro sistema sea reconocido fuera de nuestras fronteras y que sea visto con envidia".

Por su parte, la consellera de Salud calificó la jornada como "un gran día" que hace realidad "las utopías y los sueños" de la gente. "Ha costado demasiado tiempo este hospital, es verdad, pero el futuro está en nuestras manos", afirmó Geli.

A su llegada al hospital, el presidente de la Generalitat de Catalunya fue recibido por un grupo de trabajadores del Hospital General de L'Hospitalet de Llobregat que protestaron por sus condiciones laborales y abuchearon a Montilla.