10 de diciembre de 2019
11 de febrero de 2010

Montilla dice que Zapatero es a veces demasiado optimista pero "conviene"

El PSC no descarta tener grupo propio en el Congreso

BARCELONA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat y primer secretario del PSC, José Montilla, aseguró hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es optimista, incluso "demasiado" a veces, pero que esto "conviene".

En declaraciones a Punto Radio recogidas por Europa Press, admitió que Zapatero siempre ha sido "vital y optimista", pero que este optimismo conviene porque no está reñido con ser realista y actuar en función de lo que toca. "Un gobernante que sea pesimista, un cenizo y un triste, mal asunto", añadió.

Tras las afirmaciones de Zapatero de que la situación económica es mejor que la de hace seis meses, Montilla afirmó que hay variables que sí lo están como las exportaciones o que la economía cae menos, pero que en cambio existen otras que no, como el empleo, que "tardará en mejorar".

Sobre las reformas emprendidas por el Gobierno, aseguró que ha puesto sobre la mesa medidas necesarias que está obligado a hacer, de las que algunas se tendrá que debatir porque no se pueden imponer.

Montilla sostuvo que las reformas son necesarias, aunque tienen costes a corto plazo pero beneficios a medio y largo plazo. Dijo que nadie quiere acompañar al Gobierno en las medidas y la oposición "mira para otro lado".

El presidente afirmó que en momentos de dificultad económica siempre se tiene la sensación de que "se pueden hacer más cosas". "Es aplicable a todo el mundo", afirmó, pidiendo una cierta autocrítica a todos los gobernantes.

Sobre si las elecciones catalanas condicionarán las generales, aseguró que cada comicio tienen su dinámica propia y que habrá otros aspectos que influirán más, como la situación económica. Asimismo, afirmó que el PSC no descarta tener grupo propio en el Congreso, "es un tema que siempre ha estado en la agenda", y recordó que ya lo tuvo en las dos primeras legislaturas.

El presidente de la Generalitat sostuvo que no es conveniente dar a otro presidente consejos sobre si ha de remodelar su gabinete o tener determinado perfil --"a mí no me gustaría", dijo--, ya que responde a sus prerrogativas.

Afirmó que la última vez que habló con Zapatero fue hace unas semanas y recordó que hace tiempo que no va a Catalunya. "Viaja poco", añadió, aunque dijo desconocer si ello es bueno o malo.