19 de agosto de 2019
  • Domingo, 18 de Agosto
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 19 de julio de 2008

    Una mujer maltratada destapa red de distribución de sustancias dopantes en Sant Adrià

     

     

       BARCELONA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

       Una mujer, que acababa de denunciar a su compañero sentimental por malos tratos, ha permitido desarticular un punto de distribución de sustancias dopantes en Sant Adrià del Besòs (Barcelona), e incautar casi 20.000 dosis, el segundo decomiso más importante nunca realizado por la Policía catalana, que informó hoy de la operación.

       El martes, poco después de denunciar a su pareja por presuntos malos tratos, la mujer entregó a los Mossos d'Esquadra una caja de cartón que encontró entre las pertenencias de su novio y que contenía 33 cajas con casi 100 dosis de un mililitro de Winstrol Depot.

       Se trata de un medicamento inyectable cuyo principio activo es el esteroide anabolizante androgénico Estanozol, una sustancia prohibida por el Consejo Superior de Deportes (CSD). Además, la administración no terapéutica de este fármaco y sin control médico conlleva importantes riesgos para la salud.

       A raíz del análisis de un pequeño fragmento del embalaje, los investigadores identificaron a la compañía de mensajería que realizó la entrega, así como la fecha en que fue enviado. Con su colaboración, se averiguó que el paquete había sido enviado desde Málaga a un trastero de Sant Adrià del Besòs.

       Los Mossos identificaron al destinatario, Raúl A.G., de 27 años y nacionalidad española, que fue detenido al descubrir que en su trastero había cerca de 20.000 dosis de Winstrol Depot, de las que 2.400 eran inyectables y 17.000 de vía oral. También se encontraron dosis de nandrolona, testosterona, oxandrolona y trembolona.

       Las cajas había sido etiquetadas recientemente, lo que, según los Mossos, demuestra que la venta de esas sustancias --que en el mercado negro hubieran superado los 22.000 euros-- era un negocio muy activo y productivo.

       Para no tener que guardarlos en su casa ni en el gimnasio que regentaba, el acusado almacenaba los medicamentos en el trastero y, desde allí, los distribuía a gimnasios y clientes particulares de toda Catalunya.

       Tras la detención, al trastero llegó un nuevo paquete procedente de China --aunque la mayoría de envíos procedían de Andalucía, Bulgaria y Pakistán-- con 100 viales de una sustancia que aún está pendiente de ser analizada, aunque se cree que se trata de una hormona de crecimiento.

       El acusado pasó ayer a disposición judicial y quedó en libertad con cargos, mientras que el hombre que supuestamente envió la caja de Winstrol Depot fue detenido el jueves, aunque quedó en libertad tras prestar declaración en sede policial y está a la espera de hacerlo ante el juez.