19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 12 de octubre de 2008

    Nace el Fórum de Opinión de los Empresarios, un 'lobby' para defender los intereses de las pymes

    BARCELONA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Una quincena de empresarios de Catalunya ha impulsado un 'lobby' para defender los intereses de las pequeñas y medianas empresas (pymes), bajo el nombre de Fórum de Opinión de Empresarios.

    El objetivo es reunirse cada dos meses para analizar temas de actualidad que afectan al conjunto de pymes, mayoritario en el tejido productivo de Catalunya, y trasladarlos a la opinión pública, según explicó Vicenç Pedret, director general de la empresa de envasados de perfumería Ramón Clemente, que actúa como coordinador del Fórum.

    La reunión constitutiva tuvo lugar el pasado jueves en el Círculo Ecuestre de Barcelona y sirvió para analizar los problemas laborales. En una próxima reunión esta previsto que se analice las restricciones bancarias a los préstamos a las pymes.

    Participaron en el encuentro el presidente de la patronal Pimecava y presidente de Caves Nadal, Xavier Nadal; Andreu Cruañes, socio director de Alaris, consultora especializada en recursos humanos y que fue director general de Relaciones Laborales de la Conselleria de Trabajo; y Jordi Vilaseca, presidente de GECSA (empresa vinculada a la UOC).

    Otros asistentes fueron Joan Vila (LC Papel), Rosa Cuenca (Boronat Gráficas), Joan Sans (Grupo Sans), Miquel Camps (sector eléctrico), Josep Mas (sector de la flor), Joan Roig (Grupo Roig), Joan Capdevila (servicios veterinarios), Lourdes Ribes (presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias) y Lluís Girbau (General de Servicios).

    A la reunión también acudió Albert Roca, director del programa Pime de la Generalitat de Catalunya, dependiente de la Conselleria de Innovación, Empresa y Universidades.

    Los asistentes coincidieron en reclamar una mayor flexibilidad en el mercado de trabajo y constataron las dificultades para motivar a los trabajadores, especialmente los jóvenes, más preocupados por los horarios y el sueldo que por la promoción en el empleo.

    Coincidieron en señalar como el principal déficit del sistema al modelo educativo de la Logse, que ha eliminado la "cultura del esfuerzo", y abogaron por mantener las políticas de contratación de inmigrantes en origen.