31 de marzo de 2020
18 de diciembre de 2008

El nuevo Plan de Vivienda de Barcelona supondrá una inversión de 4.000 millones de euros hasta 2016

El Ayuntamiento quiere iniciar el proceso de su aprobación durante el primer trimestre

BARCELONA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El nuevo Plan de Vivienda 2008-2016 de Barcelona supondrá una inversión de unos 4.000 millones de euros, de los cuales el 70 por ciento estará financiado por las administraciones. El plan pretende ser "integral" y superar la producción de viviendas como filosofía principal de las políticas sobre el mercado inmobiliario.

La propuesta se presenta esta tarde ante el Consell d'Habitatge Social, que ha participado en su elaboración, y se prevé someter a aprobación inicial en comisión municipal durante el primer trimestre. El plan superará el actual, que se pensó para el periodo 2004-2010.

En un encuentro con periodistas, el alcalde, Jordi Hereu, aseguró hoy que el nuevo plan contempla "todas las variables" que pueden influir sobre la vivienda. Además de impulsar la construcción de 24.000 viviendas, contiene medidas de alquiler, rehabilitación y ayudas para quienes tienen el riesgo de perder su casa.

Hereu deseó que las personas con discapacidad se vean "más reflejadas" en las políticas de vivienda, y reconoció que "había colectivos que se habían visto alejados" de estas medidas, situación que no se dio con los jóvenes ni los ancianos, según el alcalde. También apostó por una mayor coordinación con las políticas sociales en el caso de las personas vulnerables.

REGISTRO ÚNICO EN FEBRERO

Una de las primeras medidas se aplicará antes de febrero del próximo año. Se trata de un Registro único de solicitantes de vivienda oficial para conocer mejor la demanda. Coincidirá con la apertura de las oficinas de vivienda de Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi, las dos que faltan para que haya una en cada distrito de la ciudad.

Según concretó el delegado municipal de Vivienda, Antoni Sorolla, se prevé llegar a los 400 contratos nuevos al año tramitados a través de las bolsas de alquiler social, con la de jóvenes incluida, y crear un fondo público de alquiler social con 3.500 viviendas.

En relación a la rehabilitación, se construirán más de 4.000 como medida de remodelación de los barrios y se creará una solicitud única para rehabilitar. Este año se han destinado más de 30 millones a rehabilitar 15.000 viviendas. También incluye el programa de instalación de ascensores iniciado este año, a través del cual ya se ha tramitado la colocación de 500 aparatos.

12.000 AYUDAS AL ALQUILER

El plan prevé tramitar al menos 12.000 ayudas al alquiler al año. En 2008 ya se han tramitado 15.000, de las cuales 9.000 son de la Renta Básica de Emancipación para jóvenes. También recoge el convenio con la Fiscalía en relación al acoso inmobiliario y contempla intervenir sobre otras "disfunciones" del mercado inmobiliario, como la infravivienda y la sobreocupación.

El plan se sitúa en un contexto en qué la construcción de viviendas en la capital catalana desciende de las 5.000 anuales a las 3.000 que se prevén este año. Sin embargo, Hereu lo desvinculó de la coyuntura económica y afirmó que es "estructural", con el reconocimiento de los "anhelos" municipales en las leyes.

"Antes lo podíamos hacer desde el voluntarismo; ahora lo hacemos con leyes", según dijo. El alcalde recordó que se ha aprobado el Pacto Nacional de la Vivienda, cuya duración es la utilizada también por el plan municipal, y la Ley de Vivienda de Catalunya.

El delegado municipal de Vivienda también explicó que el consistorio negocia que entidades financieras garanticen que aceptarán la hipoteca de buena parte de los vecinos de la segunda fase de remodelación del barrio del Bon Pastor, y recordó que el Ayuntamiento ayudará a operadores privados a tirar adelante sus promociones a cambio de techo para equipamientos.