27 de mayo de 2019
  • Domingo, 26 de Mayo
  • 17 de junio de 2008

    El Obispado de Barbastro se persona en la causa civil sobre la propiedad de obras de arte de la franja

    LLEIDA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Obispado de Barbastro-Monzón se ha personado en la causa civil sobre la propiedad de 83 de las 113 obras de arte del Museo Diocesano de Lleida que la diócesis aragonesa reclama a la leridana. Ha solicitado al juzgado número 4 de Lleida, que tramita la causa civil, que le traslade las actuaciones porque la sentencia le puede afectar, según confirmó a Europa Press Francesc Sapena, abogado de la Asociación de Amigos del Museo Diocesano, que presentó la denuncia en los juzgados de Lleida.

    El Obispado aragonés ha encargado la defensa al ex presidente de Aragón y fundador del Partido Aragonés (PAR), Hipólito Gómez de las Roces, según publican hoy los diarios Segre y La Mañana.

    La continuidad de la causa civil está ahora pendiente de la decisión del magistrado del Juzgado de Instrucción número 4 de Lleida respecto a la excepción presentada por el Obispado de Lleida la semana pasada en la que argumenta que la propiedad de las obras es una cuestión del derecho canónico y no del derecho civil.

    Hasta ahora, todos los pronunciamientos de la Iglesia han favorecido a Aragón. El último fue el del Tribunal de la Rota romana que en mayo no admitió a trámite el recurso del Obispado de Lleida en el que éste pedía que se juzgara la propiedad de las obras.

    Precisamente fue este rechazo de la Rota a examinar los documentos del Obispado de Lleida lo que animó a la Asociación de Amigos del Museu Diocesà a presentar una demanda civil en los juzgados de Lleida para que sea la justicia quien se pronuncie sobre la propiedad de 83 piezas de las 113 que reclama la diócesis aragonesa a la de Lleida. Las otras veinte las tiene el Obispado de Lleida en depósito.

    El conflicto entre los dos obispados se gestó en 1995 con la segregación de 111 parroquias de La Franja (Huesca) de la diócesis de Lleida y que se añadieron a la de Barbastro, que pasó a denominzarse Barbastro-Monzón y comenzó a reclamar las obras al Obispado de Lleida. Todas las resoluciones de la Iglesia, la primera en 1998, han sido favorables a Aragón.

    El momento más complicado llegó en 2005, cuando la Congregación para los Obispos ordenó la devolución de las obras. El entonces obispo de Lleida, Francesc Xavier Ciuraneta, presentó un recurso de súplica en la Signatura Apostólica y a la vez pidió permiso a la Generalitat para devolver las obras. Obtuvo negativas en ambos casos.