25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 13 de mayo de 2019

    Ocho militantes de Arran niegan amparar desórdenes en una protesta el 1 de mayo de 2016

    Arran asegura que les identificaron con "ficheros ilegales" de los Mossos

    Ocho militantes de Arran niegan amparar desórdenes en una protesta el 1 de mayo de 2016
    EUROPA PRESS

    BARCELONA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

    Ocho militantes de Arran juzgados este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia de Barcelona han negado haber dado cobertura a un grupo de encapuchados que cometieron desórdenes durante una manifestación no comunicada la tarde del 1 de mayo de 2016 en Barcelona.

    En la primera sesión del juicio que finalizará este miércoles, los ocho acusados han declarado siguiendo el mismo patrón: solo han respondido a preguntas de su defensa y siguiendo un mismo guión de preguntas.

    Todos han dicho que no están de acuerdo con la acusación, que no prestaron ninguna cobertura a desórdenes o daños, y --en la mayoría de casos-- que nunca habían sido procesados, detenidos o identificados, menos uno de ellos que fue absuelto de un juicio de faltas.

    La Fiscalía pide para ellos tres años de cárcel por un delito de desórdenes públicos y una multa de 5.400 euros por un delito de daños, y les reclama indemnizar con 9.657,01 a la empresa Movistar por los desperfectos de su tienda de plaza Catalunya.

    Según el relato del Ministerio Público, durante la manifestación, que empezó a las 18 horas en plaza Universitat y acabó en plaza Catalunya, había un grupo de unas cinco personas que vestían con ropa oscura, sudaderas con capucha, y con la cara tapada con pasamontañas, que era rodeado por, entre otras personas no identificadas, los acusados.

    La fiscal considera que este segundo grupo formó un "círculo de seguridad alrededor de los encapuchados para obstaculiza tanto el acceso al lugar como la identificación", permitiendo que los encapuchados realizasen actos vandálicos: rompieron cristales de la tienda Movistar de plaza Catalunya y realizaron pintadas.

    Asimismo, afirma en su escrito de acusación que lo hicieron "puestos de común y previo acuerdo, actuando de manera coordinada y concertada" con la finalidad de perturbar el orden y la paz pública.

    MOSSO INSTRUCTOR

    El mosso d'Esquadra instructor del atestado policial de los ocho encausados ha testificado en el juicio y ha asegurado "sin lugar a dudas" que todos ellos estaban entre el grupo que ofrecía cobertura a los disturbios, pese a que él no estuvo presente ese día.

    Ha detallado que las identificaciones las hizo en base a las filmaciones realizadas por la policía, las de las cámaras de seguridad, y el cotejo con archivos y bases de datos policiales en los que aparecían otros jóvenes relacionados.

    Este punto ha motivado, en el turno de preguntas de las defensas, que le preguntaran por si los Mossos tienen "archivos políticos" de personas, ya que siete de los acusados nunca habían sido procesados, detenidos o identificados, lo que ha motivado que el presidente del tribunal saliera en defensa de la legalidad de los archivos que usa la policía.

    En declaraciones a los medios antes del juicio, la alcaldable de la CUP por Barcelona, Anna Saliente, y la portavoz de Arran, Adriana Roca, han criticado que las acusaciones contra estos jóvenes se basen en "ficheros ilegales" en base a ideologías, que usan los Mossos, y han asegurado textualmente que se trata de un juicio político.

    A las puertas de la Audiencia de Barcelona, una treintena de militantes y simpatizantes de Arran y la CUP se han concentrado para protestar por este juicio, realizando un desayuno popular; entre ellos, los diputados de la CUP en el Parlament Maria Sirvent y Vidal Aragonés.

    Contador

    Lo más leído en Catalunya