18 de septiembre de 2019
3 de abril de 2014

El paro y el aumento de la pobreza posponen la transición a la vida adulta de los jóvenes

BARCELONA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El paro y el aumento de la pobreza están castigando especialmente a los jóvenes y está posponiendo su transición a la vida adulta, según revela al último informe de Indicadores Sociales en Catalunya (Insocat) de las Entidades Catalanas de Acción Social (Ecas).

Los datos revelan que la tasa de paro entre los catalanes de entre 20 y 24 años alcanza ya el 45,8%, y que uno de cada cuatro jóvenes autóctonos ha emigrado en 2012, lo que ha contribuido a un envejecimiento global de la sociedad, ha informado este jueves Ecas en un comunicado.

Los jóvenes, que representan el 16% de la población catalana, sufren con "especial crueldad" las consecuencias de la crisis, por lo que tienen mayores dificultades para acceder a una vivienda y posponen la decisión de tener hijos.

"La paradoja positiva es que la tasa de abandono prematuro de los estudios se ha reducido" en cerca de diez puntos entre 2005 y 2011, hasta el 21,6%, ha informado Ecas, que ha precisado que, aún así, las cifras están casi diez puntos por debajo de la media europea, del 13,5%.

Sí que ha aumentado el abandono escolar en el caso de los estudios universitarios, en parte debido "al encarecimiento de las matrículas, a que se requiere mayor dedicación y a que se reducen las posibilidades de ascender socialmente", teniendo en cuenta que los estudios ya no son garantía de tener empleo.

El informe pone de manifiesto que "el círculo de la pobreza tiende a perpetuarse y a ser muy difícil de romper": los jóvenes en situación vulnerable crecen en mayor proporción que el resto de la población y las transferencias sociales tienen una incidencia muy baja en este colectivo.

Los jóvenes de origen inmigrante sufren de forma más significativa esta situación, tanto en el terreno académico como en el laboral, teniendo en cuenta que en un 47% de los casos abandonan los estudios por dificultades económicas y tienen unos índices de paro más elevados.