7 de abril de 2020
2 de abril de 2008

Paro.- Las patronales piden flexibilidad y reducción de costes empresariales y los sindicatos exigen protección social

BARCELONA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las patronales catalanas Fomento del Trabajo y Fepime coincidieron en la necesidad de establecer mecanismos para "flexibilizar las relaciones laborales y mejorar la productividad" de las empresas, así como reducir los "elevados" costes empresariales para hacer frente a la coyuntura actual de desaceleración económica.

Por otro lado, Pimec abogó por que el contexto de menor crecimiento económico comporte medidas para "generar confianza" para que los proyectos de inversión, especialmente en el sector privado, "no se ralenticen o se paren".

Por su parte, el director del Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC), Joan Josep Berbel, reconoció que la cifra de desempleo de marzo no es buena pero subrayó que "la evolución al alza se ha frenado". Así, recordó que la apuesta del Govern pasa por la formación a los trabajadores en sectores emergentes y asesoramiento en la búsqueda del empleo.

SINDICATOS PIDEN CAMBIOS.

El secretario de CC.OO. de Catalunya, Joan Coscubiela, valoró negativamente las cifras del paro de marzo y afirmó que la próxima Encuesta de la Población Activa (EPA) permitirá hacer una valoración sobre cómo evoluciona el empleo. Asimismo, el sindicato consideró "urgente" ampliar la red de protección social e incentivar actividades económicas que generen valor añadido.

Para UGT de Catalunya, "no se puede esperar más" para llevar a cabo el cambio en el modelo productivo, puesto que consideró que la comunidad "sigue sin encontrar salida" ante el momento en que la construcción genera síntomas de saturación, destruyendo puestos de trabajo.

El sindicato USOC manifestó su "preocupación" por el impacto del desempleo y el estancamiento en la creación de puestos de trabajo en las capas de población trabajadora "más desfavorecida".

Por otro lado, la Intersindical-CSC vinculó las "malas cifras" del paro al déficit fiscal, puesto que aseguró que la desaceleración unida al 10% de déficit es un "lastre" que impide a Catalunya "enderezar el ciclo económico".