6 de diciembre de 2020
5 de enero de 2020

Un poeta de Sri Lanka refleja el trauma de la guerra y el genocidio étnico en una antología

Un poeta de Sri Lanka refleja el trauma de la guerra y el genocidio étnico en una antología
'Siembra Solo Palabras' Es La Antología Del Poeta Cheran - NAVONA EDITORIAL

"Siembra solo palabras" es el primer libro de Cheran traducido al español

BARCELONA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Rudhramoorthy Cheran, una de las voces más influyentes de Sri Lanka, vuelca en su poesía los traumas de la guerra y el conflicto étnico que desembocó en el primer genocidio del siglo XXI con más de 150.000 muertos y miles de desaparecidos, en la primera antología traducida al español 'Siembra solo palabras', de la mano de Navona Editorial.

"Los derechos fundamentales de los tamiles no han cambiado nada en 30 años, quiénes impulsaron el genocidio siguen al frente del país y los militares tienen más poder que nunca", ha destacado en una entrevista de Europa Press Cheran, que fue empujado al exilio en 1993, primero a Holanda y después a Canadá, donde todavía reside.

La guerra civil enfrentó a dos etnias en Sri Lanka, una minoría tamil y un grupo mayoritario cingalés, enmarcada en un conflicto que asoló el país entre 1983 y 2009 y produjo una herida que, según una de las voces tamil más influyentes, todavía perdura.

El poeta considera que es "la voz y la conciencia" de la minoría oprimida, luchó del bando tamil hasta el exilio y, ahora que no puede regresar y luchar por sus derechos, se ha volcado en la labor de contar qué pasa y qué ha pasado en Sri Lanka.

UNA POESÍA CON DOS DIMENSIONES

Aunque ya tenía relación con la literatura y la poesía, Cheran ha comentado que la razón para empezar a escribir fue la guerra: "Cuando terminó yo estaba profundamente traumatizado, era el primer genocidio del siglo XXI y nadie lo conocía, tenía que contarlo al mundo".

El poeta ha explicado que en su poesía existen dos dimensiones: la primera la escribió cuando vivía en Sri Lanka y está influenciada por todas las experiencias que tuvo, y la segunda está escrita desde el exilio, donde también ha tocado otros géneros como el amor, la humanidad y la naturaleza.

Para Cheran, entre estas dos dimensiones cambian las metáforas, los sentimientos y la forma, y ha comentado que a veces tiene la sensación de que ha estado más traumatizado desde el exilio que cuando vivió la guerra en Sri Lanka.

Aún así, el poeta ha asegurado que nunca ha sido un artista que haya bajado los brazos y siempre ha hecho frente a las injusticias: "Uno de los aspectos de mi poesía, pero también de mi actitud y mi carácter es que nunca he sido pesimista".

"Me han torturado cuando era militar y he sobrevivido a nueve intentos de asesinato de todo tipo, desde bombas hasta tiros de bala", ha añadido el poeta, que también ha argumentado que avanza a través de las experiencias y sentimientos que recopila y que el optimismo reside en esta progresión.

INNOVAR EN LA METÁFORA

Cheran, que presenta muchos elementos de la naturaleza y metáforas con elementos del medio ambiente, ha explicado que la cultura tamil tiene un largo historial de poesía con mil años ininterrumpidos y ha comparado la literatura clásica de su tierra con las de Roma y Grecia.

"Esta larga trayectoria de literatura es una ventaja y un reto, porque un buen poeta es innovador con las metáforas y hay que ir con cuidado de no repetir referencias", ha comentado Cheran, que se inspira en los paisajes de Sri Lanka para sus comparaciones.

SRI LANKA HOY EN DÍA

Según Cheran, los responsables del genocidio en ese entonces son el actual presidente, Gotabaya Rajapaks, y el primer ministro, Mahinda Rajapaksa, que han llegado al poder el pasado noviembre gracias al apoyo de los cingaleses que representan a la mayoría de la población.

Antes que el presidente y el primer ministro obtuvieran el poder, Cheran pudo regresar a Sri Lanka 30 años después del exilio y ha comentado que donde él vivió sigue todo completamente destruido y tuvo que reconstruir su casa.

También ha asegurado que su círculo más cercano sigue en Sri Lanka, como sus amigos y familiares, aunque se considera un privilegiado por no tener que convivir con la opresión de la mayoría étnica porque, "aunque no haya evidencias de guerra, no implica que haya paz".

Para Cheran existen tres problemas principales a día de hoy en Sri Lanka: el ejército tiene mucho poder y hay muchos campamentos militares, las zonas de los tamiles han sido colonizadas y hay un abuso de vigilancia y control por parte del Gobierno.

SER HUMANO ES SER LIBRE

El poeta también ha revelado que estuvo presente en el inicio del genocidio cultural: "Cuando yo iba a la universidad vi como quemaban la biblioteca tamil más grande del país, fui testimonio de la quema y del inicio de la persecución".

El poeta ha relacionado los hechos con la frase de Heinrich Heine: "Primero quemarán libros, después quemarán personas", y ha explicado que escribir le ha ayudado a superar el trauma.

Cheran ha añadido que ser humano es ser libre y si no se puede ser libre entonces tampoco se puede ser humano y, finalmente, ha sentenciado que libertad implica poder moverse de un sitio a otro: "Si no puedo ser libre no quiero formar parte de ninguna revolución".