21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 30 de enero de 2010

    La policía de Girona premia a un caporal y tres Mossos por salvar a una madre y su niña de morir ahogadas

    GIRONA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Policía Local de Girona otorgó hoy la Cruz al Mérito Policial categoría de oro a un caporal, un sargento de los Mossos d'Esquadra y dos agentes de la policía catalana por salvar a una madre y su niña de morir ahogadas en el río Ter.

    El cuerpo celebra hoy su fiesta anual en la que entrega las Cruces de Honor y otras distinciones a personas que se destacan por su ánimo colaborador sobre la ciudad, por actuaciones meritorias y en reconocimiento de su trayectoria profesional, según informó el cuerpo en un comunicado.

    La tarde del 1 de mayo de 2009 estuvo a punto de convertirse en una tragedia para la madre y su hija, que paseaban en bicicleta por la orilla del río Ter. En un segundo desafortunado, la niña se cayó al río y la corriente la arrastró. La madre se tiró al agua para salvar la pequeña, pero la fuerza del agua también se la llevó.

    Los agentes hicieron una cadena humana utilizando la ropa de su uniforme y toda clase de objetos a su alcance, como ramas de árbol y cables, y pudieron sacar a las víctimas del agua, ayudados por otros policías desde la orilla.

    La misma Cruz al Mérito Policial de oro la recibieron el médico José Miguel Sánchez Palomero y un agente por reanimar el 25 de junio una persona que estaba tendida al suelo en estado inconsciente en la confluencia de las calles Santa Eugènia y Francesc Mestre Civil.

    Además, la obtuvieron un subinspector de los Mossos y un caporal de la Policía Local que trataron de salvar al joven que falleció al caer al río Onyar durante las celebraciones del 14 de mayo de la Copa del Rey del FC Barcelona.

    También la recibieron el bombero Alejandro Montero, un agente de la Guardia Civil y los vecinos Marc Moreno, Carlos Fornas y David García por intentar hacer lo posible para salvar a dos personas que cayeron el 27 de octubre con su coche al río Ter desde el puente de França, aunque una de ellas murió días después en el hospital.