26 de noviembre de 2020
20 de octubre de 2020

Los propietarios del hotel Arts quieren colaborar con Colau para desarrollar el Frente Marítimo

Los propietarios del hotel Arts quieren colaborar con Colau para desarrollar el Frente Marítimo
Vista exterior del Hotel Arts de Barcelona - HOTEL ARTS DE BARCELONA - ARCHIVO

BARCELONA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La empresa Archer Hotel Capital, propietaria del Hotel Arts, que ha adquirido 24 de los 26 lotes de locales de ocio nocturno en el Frente Marítimo de Barcelona en una subasta del Ministerio de Hacienda que se celebró este lunes, se ha ofrecido para trabajar en "estrecha colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona" para desarrollar la zona.

En un comunicado de este martes, la empresa se ha comprometido a garantizar "un plan de renovación de la zona que complemente al del gobierno municipal y contribuya a incrementar la calidad de vida de los vecinos".

La empresa afirma que el objetivo de su participación en la subasta es promover actividades de ocio, culturales y gastronómicas "para todas las franjas de edad".

DERECHO DE TANTEO

Archer Hotel Capital ha recordado que los arrendatarios de los locales subastados --algunos por el hotel Arts-- pueden hacer uso de un derecho de adquisición preferente (o de tanteo) que "les permite igualar la mejor oferta para hacerse con los locales que actualmente alquilan".

La teniente de alcalde de Urbanismo de Barcelona, Janet Sanz, ha calificado este martes de enorme error la subasta de locales de ocio nocturno del Frente Marítimo y ha advertido a la empresa hotelera de que "no podrá hacer lo que quiera ni ir más allá".

Ha asegurado que el Ayuntamiento ejercerá su autoridad para garantizar los usos públicos del litoral y ha añadido que el propio Ayuntamiento tiene un preacuerdo con el Ministerio de Hacienda en relación a piezas entre la Barceloneta y el Fòrum.

"Hemos logrado un preacuerdo con el Ministerio para gestionar 800.000 metros cuadrados", ha asegurado la concejal, que ha vaticinado que el resultado de la subasta acarreará más problemas que ventajas para una zona que se encuentra en transformación de usos.

En este sentido, ha añadido que la operación no cuenta con la aprobación del Ayuntamiento: "No es nuestro modelo, y creemos que es un error hacerlo. Pero trabajaremos para tratar de conectar los proyectos".

Para leer más