11 de noviembre de 2019
24 de julio de 2019

Protección Civil llama a extremar las precauciones por la ola de calor y ante el riesgo de incendio

Protección Civil llama a extremar las precauciones por la ola de calor y ante el riesgo de incendio
Mapa de Catalunya en ola de calorPROTECCIÓ CIVIL DE LA GENERALITAT

BARCELONA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Protección Civil de la Generalitat ha llamado a extremar las precauciones por el riesgo de incendio forestal y por la ola de calor, que alcanza su pico máximo de temperatura este miércoles.

Así, mantiene en fase de alerta el Plan de Emergencias Procicat por la ola de calor que afecta a Catalunya desde el lunes, y el plan Infocat en fase de prealerta por el elevado riesgo de incendio, ha recordado en un comunicado.

Ha destacado la importancia de "no bajar la guardia" y seguir las recomendaciones en la tercera ola de calor de este verano, así como extremar la prudencia en las actividades en el medio natural para evitar un incendio forestal.

Protección Civil ha insistido en pedir a los ayuntamientos que prevean lugares frescos o salas con aire acondicionado por si es necesario su uso y que tengan en cuenta especialmente a los mayores de 75 años sin apoyo familiar o sin recursos.

Ha pedido especial vigilancia para las personas con discapacidades físicas o psíquicas y limitaciones de movilidad; personas que deban estar al aire libre o hacer actividades en él --como actividades laborales-- y gente con enfermedades crónicas.

Además, la Agencia de Salud Pública de Catalunya (Aspcat) mantiene en fase dos la alerta del Plan de Actuación para Prevenir los Efectos de las Olas de Calor sobre la Salud (Pocs), ha señalado Protección Civil.

Las temperaturas seguirán siendo muy elevadas este jueves pero habrá menos probabilidad de superar los niveles de temperatura extrema, según el Servei Meteorològic de Catalunya.

PRECAUCIONES ANTE EL OZONO

Ha recordado que, en combinación con las altas temperaturas, se está registrando un aumento de los valores de ozono troposférico que pueden provocar afectaciones respiratorias, sobre todo en la población más vulnerable.

Ha recomendado a las personas más vulnerables al ozono --niños, mujeres embarazadas y personas con enfermedades cardíacas y respiratorias-- que reduzcan las actividades que supongan esfuerzos corporales intensos en el aire libre.