20 de noviembre de 2019
14 de julio de 2010

Protesta de los comerciantes del mercado central de Tarragona tras 1.000 días en una carpa provisional

TARRAGONA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los comerciantes del mercado central de Tarragona repartirán el próximo viernes a mediodía una ración de coca dulce por cada día que llevan en una carpa provisional, y ya son 1.000, tras el cierre, hace casi tres años, del histórico mercado modernista de la Plaça Corsini para su remodelación.

Los vendedores vuelven a expresar con esta protesta su malestar por el retraso de unas obras que todavía no han sido licitadas, aunque el Ayuntamiento insiste en que podrán comenzar a principios de 2011.

"Nos hubiera gustado competir en igualdad de condiciones con El Corte Inglés", que abrirá un gran centro comercial en octubre, ha manifestado a Europa Press el presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercat Central, Albert Robot.

Frente a este ejemplo de compañía, que ha ejecutado un proyecto de 12 plantas en un año, Ribot se ha mostrado crítico con la Administración local de Tarragona, ya que se sienten muy perjudicados --al igual que el comercio que rodea el mercado central-- por la parálisis de un proyecto con graves problemas de financiación.

Para leer más