6 de abril de 2020
28 de abril de 2018

El PSC llevará la reforma de la Ley de Presidencia al TC si se aprueba en el Parlament

Iceta urge a los partidos independentistas a investir a un candidato "viable"

El PSC llevará la reforma de la Ley de Presidencia al TC si se aprueba en el Parlament
@MIQUELICETA

BARCELONA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha anunciado que, si los partidos independentistas aprueban en el Parlament la reforma de la Ley de Presidencia impulsada por JxCat para investir a un presidente a distancia, lo recurrirán ante el Tribunal Constitucional (TC)

Lo ha dicho en declaraciones a los medios en su visita a la Feria de Abril de Barcelona, donde ha advertido de que "sería un error monumental" que se aprobara esta iniciativa, ya que el Consell de Garanties Estatutàries (CGE) dictaminó de manera unánime que la reforma vulnera el Estatut y la Constitución.

"Nosotros siempre haremos todos los esfuerzos para mantener a las instituciones catalanas dentro de la ley", ha asegurado, y ha recordado las consecuencias que tuvo que en la legislatura anterior se aprobaran leyes sin el aval del CGE.

En este sentido, Iceta ha recomendado a los independentistas "no iniciar esta legislatura con los errores que acabó la anterior" y ha insistido en que retiren la propuesta del pleno de la Cámara de la próxima semana.

Asimismo, ha instado a los partidos independentistas a que "se den prisa" para investir a un presidente de la Generalitat y formar un Govern de manera efectiva.

"Han sido durante meses incapaces de ponerse de acuerdo en una candidatura viable. Espero que sean capaces ahora de ponerse de acuerdo. Si no, tendríamos que ir a unas elecciones, pero ellos llegarían en una muy mala posición, porque habrían demostrado que, a pesar de ganar, no saben qué hacer con ello", ha avisado.

Preguntado por que JxCat apueste por no desobedecer para investir a Puigdemont, ha destacado que la legislatura anterior ha servido para que, a su juicio, todos los partidos respeten la legalidad, aunque ha asegurado que "no tiene ningún mérito ajustarse a la realidad y es lo que debe ser".