27 de septiembre de 2020
13 de agosto de 2020

Puigdemont a Sassoli: Si quiere ayudar a Bielorrusia refuerce la "democracia interna" de la UE

Puigdemont a Sassoli: Si quiere ayudar a Bielorrusia refuerce la "democracia interna" de la UE
El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont interviene en el acto del Consell de la República en Perpiñán (Francia) a 29 de febrero de 2020. - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

BARCELONA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de la Generalitat y eurodiputado, Carles Puigdemont, ha avisado este jueves al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, que si quiere ayudar a la democracia en Bielorrusia y otros lugares refuerce la "democracia interna" de la UE.

Así lo ha manifestado en diversos mensajes en su cuenta de Twitter recogidos por Europa Press, después de que Sassoli haya exigido al presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, que pare la represión de las protestas contra el proceso electoral y las detenciones de manifestantes, que ascienden a 7.000 desde el domingo, advirtiendo de que estos episodios deben tener consecuencias, incluyendo sanciones internacionales.

Además de pedirle que refuerza la democracia interna de la UE, Puigdemont le ha reclamado "acabar con el doble rasero y denunciar los abusos a los derechos humanos cometidos por la Monarquía española".

En su opinión, es difícil para la UE ser creíble ante el régimen de Lukashenko teniendo en cuenta que la policía española utilizó "la violencia extrema" contra las personas que intentaron votar en el referéndum del 1-O, y le ha adjuntado un vídeo e imágenes de dicha jornada.

"La UE apoyó al Primer Ministro español sin dudarlo, sin una palabra a favor de personas inocentes golpeadas y heridas por la policía. Parte de mi gobierno, fue condenado hasta 13 años de prisión por organizar este referéndum. Todavía están en prisión", ha lamentado.

También le ha recordado que él, junto con los exconsellers y eurodiputados Toni Comín y Clara Ponsatí, están en el "exilio", motivo por el que no pueden ejercer plenamente su deber porque si pisaran España serían detenidos y también les condenarían a más de 13 de años de cárcel, ha asegurado.