21 de noviembre de 2019
17 de octubre de 2019

Quim Torra explica que se refiere a "gente nueva" al hablar de infiltrados en los actos violentos

Asegura que su confianza en Buch es la misma que con el resto de consellers

Quim Torra explica que se refiere a "gente nueva" al hablar de infiltrados en los actos violentos
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, entrevistado en TV3@GOVERN

BARCELONA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido que paren los actos violentos y ha explicado que, al hablar el miércoles por la noche de infiltrados en protestas contra la sentencia, se refería a "gente nueva que aparece y que no se había visto nunca" en movilizaciones independentistas.

"Me refería en estos términos a la palabra infiltrados: gente que habitualmente no está en este tipo de manifestaciones independentistas", ha dicho este jueves en una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, en la que ha resaltado que los Mossos d'Esquadra son los que darán más pistas sobre este asunto.

Sobre los altercados en las protestas, ha insistido en que se necesita "un punto de calma y serenidad", y ha reiterado que la violencia no representa al movimiento independentista y que se debe estar en el camino de la no violencia, el civismo, la serenidad y la firmeza.

"Necesito salir al mundo a explicar nuestro proceso de independencia con la bandera del diálogo y la no violencia. Es absolutamente imprescindible que estos actos se detengan", ha avisado Torra, que ha lamentado que por las mañanas se vean marchas pacíficas y que por las noches pequeños grupos lo estropeen.

Sobre su relación con el conseller de Interior, Miquel Buch, ha asegurado que tiene "la misma confianza" que tiene con el resto de consellers de su ejecutivo, y ha destacado que es un Govern de coalición con JxCat y ERC en el que se encuentra a gusto.

MOSSOS D'ESQUADRA

Preguntado por el papel de la policía catalana, ha garantizado que está "al lado de los Mossos", y ha resaltado que tienen en este momento una doble misión: mantener la seguridad y garantizar el derecho a la protesta, aunque ha admitido que han habido imágenes que no le han gustado.

Se ha mostrado convencido de que, en los casos "en que los protocolos han sido vulnerados, se investigará y se tomarán las decisiones que se tengan que tomar" porque, si no se hiciera, no se ayudaría a mejorar el cuerpo policial, ha dicho.