20 de agosto de 2019
10 de octubre de 2014

Recasens pide "medidas realistas" para afrontar el debate turístico en Barcelona

BARCELONA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La segunda teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Sònia Recasens, ha pedido este viernes "medidas realistas y responsabilidad" a la hora de afrontar el debate sobre el turismo en la capital catalana.

En un coloquio sobre el futuro del sector en Barcelona organizado en Esade, Recasens ha señalado que la situación del turismo vivió una "explosión mediática" en verano con los apartamentos del barrio de la Barceloneta, pero que no se trata de un debate nuevo porque, según ella, lleva mucho tiempo planteándose.

"O afrontamos los retos entre todos o no los superaremos", ha advertido, y ha señalado la importancia del sector turístico en Barcelona, destacando que es responsable de 120.000 puestos de trabajo y representa un 12% del Producto Interior Bruto (PIB).

TURISMO DESESTACIONALIZADO

Recasens también ha reivindicado la gestión del turismo por parte del Consistorio porque ha permitido "desestacionalizar" el sector gracias a los visitantes que vienen a la ciudad gracias a congresos como el Mobile World Congress y Alimentaria que, según ella, permiten que el impacto económico sea mayor y que la riqueza se reparta durante todo el año.

"El turismo de Barcelona no es la gente desnuda que aparecía en las fotos. El sector en la ciudad es un equilibrio entre visitantes vacacionales y de congresos", ha asegurado, y ha destacado que el turismo de la ciudad es de calidad porque tiene el gasto por visitante más alto del mundo y un grado muy alto de repetición, ha dicho.

APARTAMENTOS TURÍSTICOS

Recasens también ha pedido que no se "criminalice" la oferta de las viviendas de uso turístico, y ha defendido la actuación del Ayuntamiento al facilitar la regulación de los apartamentos turísticos, pasando de 2.000 a 9.000.

"Hemos hecho aflorar la oferta existente y se ha regularizado. Si alguien cree en dos años se ha pasado de 2.000 a 9.000 va listo", ha exclamado, y ha destacado que el registro de las 9.000 viviendas permitirá cerrarlos si no tienen licencia.

También ha reclamado un nuevo régimen sancionador para superar el "reto" de la economía colaborativa, que ha asegurado que ha venido para quedarse, pero que necesita regularizarse, para hacer incompatible el uso residencial y turístico de un apartamento.

Se ha mostrado contraria a aumentar el importe de la tasa turística porque considera que es un impuesto "muy tierno" que todavía debe verse como evoluciona, pero ha reclamado que no solo se use para la promoción del turismo, sino también para la gestión.