21 de octubre de 2019
12 de diciembre de 2018

Restauradores aseguran que un cuarto de las terrazas de Ciutat Vella están "amenazadas"

PDeCAT, Cs, PSC y PP piden una comparecencia para abordar la situación en el distrito

Restauradores aseguran que un cuarto de las terrazas de Ciutat Vella están "amenazadas"
EUROPA PRESS

BARCELONA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director general del Gremi de Restauració de Barcelona, Roger Pallarols, ha asegurado este miércoles que 100 de las 400 terrazas de Ciutat Vella han recibido en tres meses "alguna amenaza" de cierre o reducción por parte del Ayuntamiento, y 75 de ellas han sido notificadas de que deberán reducir su tamaño, en varios casos en más del 50%, según él.

Ha destacado en rueda de prensa que la pasada semana se retiraron diez terrazas en el distrito y que por su cierre los establecimientos despidieron a 18 trabajadores, ha asegurado en rueda de prensa junto al presidente del gremio, Pere Chias, y representantes de los grupos municipales del PDeCAT, Cs, PSC y PP, que han pedido una comisión que aborde el asunto en el distrito.

Chias ha resaltado que los establecimientos que vean disminuidas sus terrazas reducirán sus plantillas en dos personas de media, y Pallarols ha criticado que, "lejos de pacificar" la situación tras la modificación de la Ordenanza de Terrazas con acuerdo de los restauradores, se encuentran en una crisis generalizada en Ciutat Vella con decenas de alegaciones y recursos.

Los grupos municipales del PDeCAT, Cs, PSC y PP registrarán en las próximas horas una petición para crear una comisión que aborde la situación de las terrazas en el distrito, que deberá convocarse al sumar los cuatro grupos los concejales necesarios para que se lleve a cabo, ha señalado Pallarols, que también ha avanzado que pedirán una reunión con los grupos y la alcaldesa, Ada Colau, para tratar el asunto.

Quieren abordar con Colau "cómo el distrito está traicionando el pacto de las terrazas y está reviviendo una crisis que se había dado por superada", porque considera que en Ciutat Vella existe una obsesión y una persecución contra las terrazas, motivo por el que los expedientes avanzan a gran velocidad, según Pallarols.

"La manera de recuperar Barcelona y su economía no es impedir que un motor en la creación de empleo y riqueza no tenga las condiciones idóneas para actuar", ha aseverado Pallarols, mientras que Chias ha asegurado no entender qué ocurre en el distrito, porque en el resto registran incidencias pero no como en Ciutat Vella, que tiene a Gala Pin como concejal de distrito.

Pallarols ha asegurado que actuaciones municipales incluyen "dudas serias del cumplimiento de la legalidad", ya que otorga licencias de forma distinta a la establecida por la Ordenanza, según él, y ha afirmado que existe un desbarajuste administrativo y que procesos de revocación de licencia y sancionadores se están a una velocidad muy superior a la que se resuelven solicitudes de licencia de actividad por parte de restauradores.

Preguntados por los medios, Pallarols ha dicho que la impugnación de la Ordenanza impulsada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb) es "fuegos artificiales", porque la normativa se ajusta a la legalidad, ha asegurado, y ha añadido que la Favb tiene una posición muy legítima pero minoritaria antiterrazas y que se personarán en el proceso si es necesario.

APOYO DE GRUPOS MUNICIPALES

Desde el PDeCAT, Raimond Blasi ha lamentado la situación de los restauradores en el distrito y se ha abierto a que otros grupos municipales se sumen a la petición de comisión municipal, tras lo que Koldo Blanco (Cs) ve una "auténtica persecución de las terrazas en Barcelona", ha dicho en un acto al que también ha acudido el concejal del partido Paco Sierra.

El socialista Daniel Mòdol ha dicho que se trata de un incumplimiento de Colau que no les sorprende, porque tienen "muy claro el valor de su palabra", mientras que Javier Mulleras ha recordado que desde el PP ya avisaron de que la Ordenanza no ponía fin al conflicto, sino que era una herramienta para solucionarlo, y que Colau la utilizó para hacerse una foto, según él.

Por su lado, ERC ha se ha ofrecido en un comunicado a facilitar acuerdos y a volverse a reunir con el gremio --con el que "comparte muchas de las reivindicaciones" aunque tiene desacuerdos puntuales, según su portavoz, Jordi Coronas-- y, sobre la creación de la comisión, ha destacado que el seguimiento de la aplicación de la Ordenanza ya está previsto en la comisión técnica en la que la gremio ya está representado.