23 de septiembre de 2020
14 de agosto de 2020

Restauradores de Gràcia de Barcelona se oponen a la celebración de la fiesta mayor del barrio

Creen que la decoración "simbólica" de calles hará que la gente se concentre y aumente el riesgo de contagio

Restauradores de Gràcia de Barcelona se oponen a la celebración de la fiesta mayor del barrio
Restauradores del barrio de Gràcia de Barcelona se manifiestan en la plaza de la Vila para pedir más terrazas, este miércoles 12 de agosto de 2020. - ASS. DE PROP. DE BARES Y RESTAURANTES DE GRÀCIA

BARCELONA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de profesionales de bares y restaurantes del barrio de Gràcia de Barcelona se ha opuesto a la celebración de la fiesta mayor del barrio, que tendrá lugar del 14 al 21 de agosto, y contará con un programa de actividades virtuales y una decoración "simbólica" de algunas calles, ha informado la asociación en un comunicado.

Aunque las fiestas serán virtuales, el Ayuntamiento de Barcelona decorará algunas calles de manera "simbólica" para mantener viva y visible esta tradición, con una decoración en el techo de la calle de cinco a 10 metros, ha explicado el concejal del distrito de Gràcia, Eloi Badia, en declaraciones a los periodistas.

La entidad considera que "permitir unas fiestas con decorados físicos, aunque sean pequeños y simbólicos" producirá un efecto llamada, con un aumento de afluencia de gente y posibles concentraciones de personas.

"Este año, tal cual está la situación de la Covid-19 y efectos económicos, nos parece que no cancelar la fiesta, sin tener una capacidad suficiente de aforo regulado y seguro, nos pone a todo el barrio en riesgo de contagios", sostienen.

AMPLIACIÓN DE TERRAZAS

Además, aseguran que celebrar las fiestas es completamente contradictorio, han dicho, con los argumentos que el consistorio ha dado a los restauradores "como excusa para no otorgar las terrazas extraordinarias solicitadas".

El aforo total en bares y restaurantes con la normativa vigente es de unos 1.560 comensales, según los asociados que ha encuestado la entidad, por lo que advierten de que si se produce una mayor afluencia de gente "no podrá ser atendida por los espacios seguros y regulados de la hostelería y se verterá en las calles generando colas para los servicios y botellones espontáneos".

Badia ha explicado que el 45% de las solicitudes de ampliación de terrazas del barrio de Gràcia han sido aceptadas, aunque ha reconocido que el barrio tiene tramos de un carril único sin aparcamiento donde "es muy complicado" dar esta ampliación.